El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Rusia 2018 – Día 6: Colombia y sus premios de consolación

Si el Mundial se ganara por la forma de cantar el himno, Colombia sería campeón. Demasiado sentimiento, mucha emoción. Si se premiara la mejor barra, la mancha amarilla sería líder en esa clasificación. Alegría, color y fiesta. Si dieran premio al sufrimiento prematuro, la tricolor habría sumado sus primeros puntos. Solo tres minutos y ya perdía 1-0 y a Carlos Sánchez por expulsión. Si premiaran el carácter, la voluntad, las ganas o las buenas intenciones la Selección Colombia merecería muchos premios. Pero es fútbol y la cosecha hoy fue para Japón.

Si de sufrimiento se trata, apenas iban tres minutos y el carnaval se volvió desazón y desconcierto. Los últimos en llegar al proceso en la selección como Lerma, Mujica e Izquierdo fueron titulares y esa fue la gran novedad. A esa Colombia joven que entró a la cancha le tocó rebuscar de entrada. Al minuto 39 Quintero empató con un tiro libre, a ras de piso, que solo entró el espacio justo para ser gol. Colombia nunca bajó la guardia y tuvo carácter, pero con eso no fue suficiente. Japón marcó el 2-1 por la vía aérea y ya después ni con James alcanzó. Es el mundial; son sus matices.

En materia de resultados, a Polonia le pasó algo parecido a lo de Colombia, pero con Senegal. Los africanos fueron ordenados y efectivos. Contuvieron a los polacos con un bloque sin fisuras, que anuló el talento europeo. Solo pasaron apuros en los minutos finales. Thiago Cionek marcó autogol al minuto 37 y Niang puso el 2-0 al minuto 60. Los polacos descontaron muy tarde, al minuto 86, cuando Crichowiak  consiguió el 2-1. No alcanzó la arremetida europea en los minutos finales. Si de cuentas se trata, Colombia y Polonia están descuadradas, y juegan el domingo entre ellas.

En el partido de cierre, el local Rusia volvió a golear, y de paso se convirtió virtualmente en el primero de los 16 equipos que  estarán en octavos de final. Le ganaron 3-1 al Egipto de Salah, que marcó de penal. Chéryshev marcó uno de los tantos rusos, llegó a 3 y es cogoleador.  Los locales no han tenido rivales muy exigentes, pero los ha goleado a los dos. Paso perfecto. No avanza a segunda fase desde los tiempos de la URSS en el mundial de México 86.

Si este deporte obedeciera a la lógica, mañana la jornada no debería seguir la tónica de las sorpresas. Uruguay podría ser el segundo en avanzar a falta de una fecha en la fase de grupos, pues jugará a las 10:00 a.m. ante la Arabia que fue goleada por el local en el juego inaugural. La Portugal del goleador Cristiano jugará ante Marruecos a las 7:00 a.m. y a la 1:00 p.m. España enfrentará a Irán.  Es fútbol, algo raro debe pasar.

Finalmente, si en el Mundial castigaran a los ridículos también habría reconocimiento para algunos colombianos… para los que han querido hacerse célebres en las redes con bromas estúpidas y groseras a los japoneses  y para esos que alardean de su viveza para burlar las medidas de seguridad rusas.  Una cosa es la fiesta del fútbol, otra la estupidez cultural.

Comentarios