El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro 2019 – Día 14: Carapaz líder en un cuento de hadas

Cuenta la leyenda que en la cumbre del Monte Blanco existía un reino encantado en el que vivía la reina de las hadas. Según la tradición, La Diosa Blanca, como era llamada, hilaba allí el destino de los habitantes de todo el valle de Aosta. Decidía el destino de todo el que pasaba por la comarca. Hoy, en la etapa 14 del Giro de Italia, el ecuatoriano Richard Carapaz corrió como si tuviera la anuencia de esta criatura fantástica. Hizo un remate de etapa perfecto tras 131 kilómetros y consiguió la victoria parcial en Courmayeur, justo donde empiezan las rutas de escalada alpina al denominado «mar de hielo». Carapaz estaba destinado a ser  el primer ecuatoriano en vestirse de líder en una de las tres grandes carreras de tres semanas. Lo consiguió en un día mágico.

Día de ensueño. Etapa corta, intensa y alpina. Tenía 5 puertos de montaña, los cuatro últimos encadenados. De los 131 kilómetros del recorrido solo 14 eran planos. De resto, se subía o se bajaba. Jornada épica. Generalmente las cumbres tienen una fuerza sobrenatural. Como en el alpinismo, en el ciclismo quien es capaz de dominar la dureza de las escaladas recibe el hechizo benéfico de sus divinidades. Hoy le tocó a Carapaz. Como si tuviera alas de hada voló sobre los dos últimos puertos para tomar casi dos minutos sobre sus rivales, demostrando que es el mejor de los escaladores en las cumbres alpinas.

Para la anécdota del día quedan el arrancón de Simon Yates en las primeras rampas de la subida a Verrayes, el primer puerto del día, y la fuga en la que estuvo el colombiano Ivan Ramiro Sosa, que disputó los dos puertos siguientes. La historia fantástica estuvo en los dos últimos ascensos. El pedalista ecuatoriano emprendió la expedición definitiva  a tres kilómetros de la cumbre de San Carlo, penúltimo puerto de la jornada, y a 28 de la línea de meta. Escogió el sitio más duro de la etapa para lanzar el ataque más violento del Giro. Después resistió la embestida de Vincenzo Nibali en el descenso y la persecución que comandó Damiano Caruso en la escalada final. En la línea de meta le arrancó 1’54» al grupo de los favoritos en el que entraron Nibali, Landa, Majka, López, Sivvakov, Dombroski y Roglic. Los liquidó a todos. El tiempo en la meta más la bonificación de 10 segundos como ganador de etapa le significaron la camiseta rosa. Richard hizo que su país natal, ubicado en la mitad del mundo y muy lejos del Monte Blanco, viviera hoy un cuento de hadas.

El del 2019 ha sido un Giro de múltiples emociones. Si la primera semana mostró a un Roglic que los hechizó a todos frente al cronómetro, la segunda dejó ver a un Carapaz que mostró sus poderes en las trepadas más duras. Faltan 232 kilómetros mañana para llegar a Como y hacer la segunda pausa, antes de asumir la tercera y última semana. Será un día largo en el que muchos querrán defender las riquezas acumuladas, otros arriesgarán lo poco que han conseguido y algunos esperarán que los toque una varita mágica para brillar en los tres premios de montaña concentrados en los últimos 60 kilómetros.

Carapaz es líder por solo 7 segundos sobre Roglic, 1’47» sobre Nibali, 2’10» sobre Rafal Majka y 2’50» sobre su compañero de equipo Mikel Landa. Luego están Mollema, Polanc, Sivacov, Yates, Miguel Ángel López y Zakarin. El Giro no está resuelto. Falta una semana con tres etapas de alta montaña, una para esprinters y una crono. En algunos libros se dice que las hadas hacen todas las cosas inocentemente y que por eso a veces no se nota su mano en ciertas acciones. El anuncio hecho hoy por la organización de recortar la etapa reina del próximo martes y quitar el Passo Gavia del trazado por las condiciones climáticas adversas parece un designio de la Diosa Blanca… La nieve también tiene ese color.

Comentarios