Parsimonia

Publicado el Jarne

El Intermedio

De lunes a jueves a las nueve y media largas, buena parte de este país que está hastiado con los casos de corrupción y la crisis, se pone frente al televisor para recibir su hora diaria de ironía electrizante al grito de: «Ya conocen las noticias. Ahora le contaremos la realidad». El programa que que ven todos se llama El Intermedio, lo emite La Sexta y está presentado por El Gran Wyoming, quizá el mejor humorista político en España.

El Intermedio es uno de los programas más visto de La Sexta. Comenzó hace ya más de 8 años como un programa de humor más variado donde cabían cosas que hoy serían hoy impensables. Con la crisis, la corrupción y los buenos resultados de audiencia, se ha centrado en la actualidad política que van desgranando de una forma mordaz y sarcástica.

El puntal de este programa es El Gran Wyoming. Tras este nombre se esconde José María Monzón, un médico del barrio de Barajas (Madrid) que hace tiempo se dio cuenta de que se lo pasaba mejor haciendo reír a la gente que aguantando a los pacientes con sus dolencias. Junto a El Maestro Reverendo fundó un grupo cómico que se curtió por los garitos insalubres de la capital haciendo reír al personal.

Wyoming es un hombre histriónico e impertinente. Le echaron hace unos 20 años de Televisión española cuando se negó a cancelar la visita de Quim Monzó. Monzó había hecho unas semanas antes en TV-3, la televisión autonómica catalana, un monólogo satírico acerca del Rey y ante el temor a que lo repitiera, suprimieron el programa.También fue expulsado de Telecinco -o por lo menos, no se renovó para otra temporada-, con un programa que se llamaba Caiga Quien Caiga, basado en un programa similar de Argentina.

CQC contaba una serie de reporteros ácidos y mordaces que ponían en apuros al que se pusiera delante del objetivo. El programa se emitió desde el 96 al 2002. Los dos últimos años coincidieron con los dos primeros años de la mayoría absoluta de Aznar, al que atacaron y criticaron siempre que podían. Las malas lenguas dicen que por ello desde Moncloa se presionó a Berlusconi, dueño de Telecinco, para que lo retiraran, pero la verdad es que nunca lo sabremos a ciencia cierta. El caso es que no siguió.

¿Qué hace de El Intermedio un programa con tanto éxito? Primero, Wyoming. Después unos guionistas y redactores estupendos que saben sacarle punta a todo. No son nada objetivos y se decantan mucho a la izquierda, pero tienen gracia los jodíos. También se han sabido rodear de unos excelentes colaboradores. Ahora están Joaquín Reyes o Dani Mateo, pero por allí ha pasado gente como Juanra Bonet o Usun Yoon, gente con mucho talento que después se ha ido y a los que no les ha ido mal.

¿Algún pero? Sí. El Intermedio comienza a ser repetitivo porque siempre se está machacando al PP, aunque este partido ha dado razones para ello. Quizás en perspectiva el mejor momento fue cuando el tesorero de los conservadores, Luis Bárcenas, filtró a la prensa que la cúpula del partido había recibido dinero negro durante más de 20 años, los famosos sobresueldos. Con esta noticia, hicieron programas enteros. Hasta le sacaron en procesión como si fuera un santo -Bárcenas el del gran poder- por el favor que les había hecho.

Si se quieren dar un paseo por la actualidad española de una forma divertida, amena y con mucha mala baba, ya saben por donde pasarse. Se lo recomiendo.

En Twitter: @Jarnavic

Comentarios