Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Susurros

speranza

Por: Laura M. Sánchez Dávila

Me conoces, nos parecemos, estás al tanto de mi optimismo desmedido y mi energía siempre positiva, que aunque sé no te molesta, te lleva a pensar que todo lo veo muy sencillo frente a situaciones serias y complicadas. Por eso te pido que no te desanimes, no te desmorones, queda mucho por vivir, por hacer y disfrutar.

Ahora soy un poco más madura, menos ingenua. Estoy segura de que la vida te sonríe y te da paz, si así te lo propones y te lo crees. Que te da miles de oportunidades para seguir adelante, para buscar nuevas metas y alegrías, si te enfocas en lo que realmente quieres.

Creo con seguridad que ahora podrás relajarte, sentir con calma el olor a café recién hecho en las mañanas, beberlo en paz junto a una buena compañía y una agradable charla.

Sé que ya no hay prisa; llegó el momento de respirar profundo, de ver hacia atrás el camino recorrido que aunque algunas veces duro, nunca fue en vano. Llegó el momento de seguir caminando hacia adelante, con esa sonrisa contagiosa que siempre se enmarca en tu rostro.

Cuando llegas y te sientas frente a mí, aprovecho para detallar cada rasgo de tu cara, la actitud que tomas y cada comentario que sale de tus labios dependiendo del día que has tenido. Te pienso y quiero decirte varias cosas, con la esperanza de que no se conviertan en susurros que el viento se lleva, pues espero que se queden grabadas en tu corazón y mente.

Decidí que es mejor decírtelo de esta manera; tu vida es y será para dar y recibir amor, para ser feliz, para cumplir sueños, para hacer realidad cada meta que te propongas. No temas por despedirte de lo que ya viviste, el destino ya está marcado y el camino continúa.

La vida puede parecer muy corta o muy larga dependiendo de cómo la mires. Concentrarse en la felicidad vuelve más fácil las cosas, ten en cuenta que para cada problema siempre habrá la solución.

No llores, la vida no ha terminado, solo ha llegado el día de la cosecha, empezarás a recoger todo lo que sembraste por largos años; vive, baila y ríe a carcajadas. Disfruta y comparte conmigo todo lo que el camino traiga, bueno o malo, pero siempre con la frente en alto y con esa sonrisa que nos caracteriza.

Más de Lloronas de Abril en https://www.facebook.com/lloronasdeabril/

 

Comentarios