Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

La noche más larga

 

780MadalinaIordache-Levay-5

Adriana Patricia Giraldo Duarte

En el punto más oscuro de tu dolor vi cómo te vestías de fuerte.

Sin conciencia, abandonado a los recuerdos.  Temeroso de la ausencia final de la voz, de la despedida, de las pequeñas huellas.

Haciéndome tan consciente de que el canto de la mañana tiene que estar destinado para el amor.  Para las cosas simples, para repetir las palabras que nos alejan de los enemigos de la fe.

Me levanto, a tantos kilómetros de distancia, para entender que ese nivel de claridad es solo un asomo de tragedia.

Que en la noche más larga de tu vida, la conciencia no fue más que la palabra utilizada por los valientes, cuando tienen que gritarle al mundo que pesa más el recuerdo real del afecto.

Ustedes, que sumaron días a la bondad de esta despedida anticipada: ella en tu memoria, tú en la máxima e inaplazable concentración del dolor.

Nosotros, de este lado, jugando a amarnos y a retar el destino, comprendiendo que vale la pena hacerle caso a las señales tatuadas en besos.

Ellos, embadurnados en el fango del odio y la oscuridad, evocando visiones que ya no van a ninguna parte.

Concentrado en tu pulcro y extendido amor, pasaste la noche más larga de tu vida, demostrando que en la esencia indiscutible de los corazones brilla la felicidad.

Amanecí.  Jamás será comparable la ausencia de tus magnas posesiones.

Amanecí pensando que solo las cosas simples sujetan a los fuertes.  Sintiendo que uno se despide, pero esta vez, que volver a tus ojos bajo el sol que se cuela por la persiana,  es la muestra finita de que con tu amor, puedo volver a creer.

 

Más de lloronas de abril en https://www.facebook.com/lloronasdeabril?fref=ts

 

 

Comentarios