Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Encrucijadas de mamá

mama

Por: Tabita Vásquez Cepeda

Las gotas de lluvia caían suicidas dejando a su paso sangre cristalina.  Desde la ventana, qué digo desde la ventana, desde mi cama -imaginando poéticamente estar en una- escuchaba el sonido que producen en el techo, el grito que lanzan antes de morir.  Meditaba cómo después de todo el proceso que hacen desde su inicio, cuando son aire, terminan en un viaje en descenso y sin retorno.

A veces el ocio da para sentir compasión o vulgar lástima por unas gotas que al final sirven para nutrir la naturaleza o por qué no,  para calmar la sed de algún vagabundo.

En fin.  En días como este el pensamiento se me va. Comienzo por la ventana, las gotas, el sediento, y al final como decía el Rey Salomón,  todo es vanidad, un correr del viento.

Despejo un poco la cabeza, entro a mi realidad, miro a mi lado y sonrío a la criatura que ha cambiado mi vida para siempre. Que ha dejado marcas en mi cuerpo, que desde un principio ha sido imperfecto.

Ella tiene poco pocos días de aterrizar en este mundo hipócrita, lascivo, violento, vivaracho, misógino y despiadado.  Lo que le espera es aprender a sentarse, gatear, levantarse, caminar, hablar, correr, correr de las desgracias y buscar “ser alguien en la vida”, como si ya no fuese alguien.

Te miro y no puedo evitar pensar que tendrás que pasar por malas experiencias, aunque digan que no las hay, porque todas nos ayudan a crecer.  Mierda.  Hay experiencias que duelen y marchitan parte del alma.

Nuevamente te miro y en parte me alegro de haberte concebido, porque has creado en mi un sentimiento desconocido, conmovedor, fuerte, casi tangible e indestructible.  Eres mi Sheccid y haré lo necesario para que tengas las herramientas que te ayuden a salir de todo lo negativo.  Cómo? No lo sé, pero así será, porque yo también he sabido avanzar y defenderme, porque casi todos en algún momento lo hacemos.

Te esperan, mi mujercita, las horas en un salón de clases; la memorización de las tablas de multiplicar; de la Ca de calcio, la F de flúor; la búsqueda del número que es igual a X; los primeros besos; las mariposas en la panza; los hombres sedientos por ti, la sed que tu tendrás de alguno de ellos; la escogencia interminable del vestir; la unión perpetua con alguien, el disfrute del sexo, la creación de otro ser, la  búsqueda de todo o nada.

Mi muñeca de pestañas como alas de mariposa.  Hay camino por delante, así que echa a andar, que yo seguiré aquí, imaginando estar en una ventana, escuchando como se matan las deprimidas gotas, en este día que se ha hecho  eterno, vano, vacío.

 

HOY, A LAS 8 P.M., ESCUCHA LLORONAS DE ABRIL EN LA RADIO.  MASMUSICA.FM

TEMA: AMOR LÍQUIDO

Comentarios