Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Efímero

afhrxew23ynyogc0prjg_1082130418

Por: Mary Ramírez

Ahora solo queda eso, pensamientos cortos, fugaces, efímeros; de esos que atacan por momentos porque algo te los recuerda, de esos que odias cuando ocupan una parte de tu mente, de los que quieres librarte para dejar de sentirte preso.

Una frase, una imagen, una expresión, una hora, un día, son los culpables de ese recuerdo, de ese momento de nostalgia que aún te dice que no lo has superado, que basta una señal para sumergirte en un mar de ilusiones pasajeras, otra vez efímeras, otra vez fugaces.

Se perdió la costumbre, se perdió la risa, se perdió el amor; o quizá, siguen allí pero la fuerza del orgullo sale triunfante.

Por eso es efímero, porque viene y se va al instante. Porque son más fuertes los pocos malos recuerdos que la lluvia de momentos felices. Porque basta equivocarse una vez para ser vetados por toda una vida.

No te culpo, porque alcancé a conocer que hay muchos rincones inhóspitos en tu corazón por un mal llamado amor.  Créeme, tampoco te justifico porque en la cobardía te has refugiado y te escondes tras la soledad, esa en la que tanto lloras, esa fría y amarga soledad que dices disfrutar.

Yo, en cambio, solo pienso, solo te recuerdo efímeramente, sin engañarme y dejando que el tiempo haga lo suyo, dejando cicatrizar el dolor con amor, amor limpio, amor propio.

Me permitiré volver a sentir, volver a vivir sin prisas, sin rencores, amar y que me amen sin negarme, sin ocultarme, sin irrespetarme; volver a vivir sin ni siquiera recordarte.

Más de Lloronas de Abril en https://www.facebook.com/lloronasdeabril/

Concepto fotográfico de Christian Schloe

Comentarios