Liarte: diálogo sobre arte

Publicado el Lilian Contreras Fajardo

La historia de la pintora María Villa en televisión

Entre tantas series que veo, me pregunto porqué ignoré algunas que sé que desde hace años me hubiera animado a ver, como “Emma Reyes” o “Soy María Villa”, a la que dedico este blog.

No sé si sepas o lo tengas presente, pero trabajo en la Coordinación de Comunicaciones de RTVC y me encargo de escribir los textos de los productos que Señal Colombia emite en pantalla. Generalmente son documentales o programas propios, pero a veces hay material de series externas.

En la información que me llegó sobre los estrenos de febrero está el título “Soy María Villa” y la sinopsis dice que María Villa es “una mujer del campo que trabaja como doméstica por más de 40 años, al retirarse vive por primera vez el amor y encuentra su verdadera vocación a partir del contacto con un pintor. Surge entonces la pintora primitivista cuya obra reposa en diversas colecciones y museos”.

Cuando leí la descripción pensé que debía ser la autora de una pintura que vi en 2022 en el Museo Miguel Urrutia del Banco de la República en la exposición “Ires y venires”. Busqué mi archivo y sí, es ella.

En esa muestra, que reunía obras realizadas desde 1957 que marcaron la producción artística nacional y son parte de la Colección de Arte del Banco de la República, María Villa estuvo presente con “Retrato de una mujer”.

Recuerdo mucho que cuando vi el cuadro me llamó la atención y pregunté sobre el tipo de arte que enseñan en la academia, lo que allí se entiende por arte u obra de arte y lo que exponen los museos. Mi conclusión es que muchos de los profesores dirían que María Villa (o quien pinta así) no es una artista, sino una aficionada, siguiendo la tradición de la crítica del siglo pasado.

María Villa nació en 1909 en Guarne, Antioquia. Durante años fue empleada doméstica y boticaria, pero cuando se enamoró del pintor Federico Vargas, 32 años más joven que ella, empezó a dibujar retratos e imágenes religiosas.

Según dijo María Villa en varias entrevistas, ella veía pintar a Federico y a escondidas lo imitaba. Su trabajo, que catalogaba como “mamarrachos” lo ocultó en una caja hasta que él las descubrió y la animó a exhibirlas.

En la serie “Soy María Villa” podemos ser testigos de todo esto gracias a las interpretaciones de Alejandra Borrero, quien encarna a la artista; Ricardo Mejia Abaad, quien se pone en la piel de Federico Vargas; y Vicky Hernández, quien interpreta a Brígida Voit, pintora, conocedora de arte y amiga de María.

En vida, María Villa exhibió su trabajo en museos de Medellín y Bogotá y en el 86 la Alcaldía de Medellín le encargó un Viacrucis de pinturas para el Pueblito Paisa. Su obra se conforma por, aproximadamente, 300 obras. Algunas hacen parten de la Colección de Arte del Banco de la República de Colombia y del Museo de Antioquia.

En los Museos del Banco de la República hay un extenso perfil sobre María Villa, pero también te recomiendo ver la serie “Soy María Villa” que se emite los domingos a las 7:30 p.m. en Señal Colombia.

[email protected] / @LiarteconArte

Comentarios