Corazón de Pantaleón

Publicado el ricardobada

«Preguntas de un obrero lector»

La lectura del diario, por la mañana, desayunando, hace que muchos días, casi todos, me plantee las mismas preguntas que el obrero lector en el poema de Bertolt Brecht titulado así, “Preguntas de un obrero lector”. Supongo que ya está traducido en alguna otra parte al castellano, pero esas traducciones de don Bertolt suelen ser, por regla general, no ya malas, sino superlativamente pésimas. De manera que al igual que hace cinco años, en este mismo blog, prefiero citar mi aproximación a nuestro idioma (corregida ex profeso), porque de ese modo me responsabilizo de mis propios errores, y no de los de otros.
Dice así :

¿Quién construyó Tebas, la de las siete puertas?
En los libros se leen los nombres de los reyes.
¿Fueron ellos quien acarrearon los pedazos de roca?
Y a la tantas veces destruida Babilonia
¿quién la reconstruyó tantas veces? ¿En qué casas
de la eldorada Lima vivían sus constructores?
¿Adónde se fueron los albañiles
el día que estuvo concluida la muralla china? La gran Roma
está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los levantó? ¿sobre quiénes
triunfaron los césares? La tan celebrada Bizancio
¿no tenía nada más que palacios para sus habitantes?                                                                                           Hasta en la legendaria Atlántida,
la noche que fue devorada por las aguas,
los que se estaban ahogando les gritaban a sus esclavos.

El joven Alejandro conquistó la India.
¿Él solo?
César derrotó a los galos.
¿Ni siquiera un cocinero iba a su lado?
Felipe II lloró cuando su Armada
se fue a pique. ¿No lloró nadie más?
Federico de Prusia venció en la guerra de los Siete Años:
¿quién ganó sino él?

Cada página una victoria.
¿Quién coció los festines del triunfo?
Cada diez años un gran hombre.
¿Quién pagó los platos rotos?

Demasiadas historias.
Demasiadas preguntas.

*******************************************

Comentarios