El Río

El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural
El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

En 2014 este Blog nació con la motivación de poner a conversar al país acerca de las problemáticas, personajes e historias asociadas al Río Bogotá. Hoy conscientes de que los temas medioambientales deben estar relacionados con aspectos económicos, políticos y culturales de todo el país 'El Río' inicia una nueva etapa en la que abriremos a un mar de conversaciones sobre lo que ocurre con los ríos colombianos. ¿Realmente sabemos el valor de nuestros afluentes? ¿Qué relación tenemos los colombianos con los ríos? ¿Qué actividades los amenazan? ¿Cómo podemos recuperarlos? ¿Quién está haciendo algo para conservarlos? ¿Qué tipo de biodiversidad encierran? Este blog quiere convertirse en un lugar de encuentro para todos aquellos ciudadanos inquietos por contar lo que está ocurriendo con nuestra agua. Una plataforma para generar foros de discusión, escuchar reclamos y recomendaciones, y un punto de partida para cuidar de uno de los bienes más preciados y en peligro. El Río nace como una alianza de periodistas de El Espectador y las organizaciones Patrimonio Natural y Dejusticia. Una alianza motivada por la necesidad de convertir las historias relacionadas con nuestra agua en un tema de discusión pública.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Cacerolazo por la defensa del agua de Bogotá

Logo-final-1-pequeño-2.jpgVía a La Calera, al frente del Embalse de San Rafael, la empresa Gulf Oil International está construyendo una estación de gasolina  que,  según el Colectivo Amigos de la Montaña,  podría afectar la calidad del agua consumen los bogotanos. Uno de sus miembros hace pública esta denuncia en... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Guacheneque y Chingaza, las fábricas de agua dulce de Bogotá

Imagen-nacimiento-Rio.0011.jpgDe estos dos frágiles ecosistemas depende el bienestar de 7.5 millones de personas. ¿Cómo nos benefician y qué los amenaza? Hoy en día la capital colombiana demanda alrededor de 30m3/s de agua potable tratada en  los sistemas de La Regadera (2%), el sistema Tibitoc (28%) y el sistema de Chingaza... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Cuenca alta del río Bogotá: ¿Dónde empiezan los problemas?

CUENCAS-INFOG.jpgVillapinzón y sus aguas negras, los primeros contaminadores. El Río Bogotá que a la altura de la capital la atraviesa de norte a sur, pasando por el lado opuesto a los cerros, se divide en tres cuencas: La alta que va desde su nacimiento hasta la estación hidrometeorológica Puente La Virgen; la... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

¿Sabes cuánta agua dulce derrochas al día?

baño2.jpgSegún el Acueducto de Bogotá un ciudadano  de la capital  gasta alrededor de 130 litros de agua al día, esto sin contar el líquido que requerimos para producir todo aquello que consumimos. En marzo de 2009, durante el  V Foro Mundial del Agua, en Turquía, el Presidente del Consejo Mundial del... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Nacimiento del Río Bogotá

paramo.jpgHace 60.000 años la Sabana estaba cubierta por el agua cristalina de la laguna de Humboldt. Para el pueblo indígena muisca, quienes habitaron el altiplano y el sur del departamento de Santander desde el siglo VI a.c, del fondo de la laguna de Iguaque nacieron dos energías.  Por: @Natalia Gónima La... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Seguimos ensuciando la poca agua dulce que tenemos

r3-1024x683.jpgLas autoridades de la capital solo tratan el 20% de las aguas contaminadas que terminan en el río de Bogotá.  Como ciudadanos somos responsables directos del daño ambiental de la cuenca.  Según datos de la ONU en los países en vía de desarrollo el 90% de las aguas contaminadas que producen... Ver post completo.

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

El Río Bogotá, no más excusas para no salvarlo

Aunque la mayoría lo ignore, la contaminación de sus aguas (generada por nosotros mismos) termina ensuciando los alimentos que consumimos y poniendo en riesgo nuestra salud. Esta es la primera entrada de un blog que pretende abrir una conversación sobre la necesidad inaplazable de recuperar el río... Ver post completo.