Un Blog para colorear

Publicado el MisterTirado

La primera borrachera

 

8285818-cute-drunk-beer-mug--Stock-Vector-cartoon

«Un estudio de la Universidad de Salamanca en España arrojó que la edad media de la primera borrachera se sitúa en torno a los 16 y que los jóvenes se inician en el consumo del alcohol a los 14 años. Aunque hay muchos que comienzan antes…»

Y no es un sercreto, muchos de nosotros nos emborrachamos cuando teníamos 15 años en los populares quinceañeros. Y me imagino que alguna de ustedes lo hicieron en su propia fiesta de quinces ¿Se imaginan? Total es que en esas edades nuestro paladar empieza a degustar ciertas notas de alcohol y uno comienza a ir a fiestas. Eso sí, nos cuidabamos al máximo de cada trago que nos tomabamos. Todo por evitar embriagarnos y ser el hazme reír de nuestros amigos de esa época o que nuestros padres nos pillaran tomados y no nos dieran permiso para ir a las parrandas que venían en camino.

El estar expuestos a ‘x’ situación por primera vez es algo capaz de llevarnos a experimentar infinidad de sensaciones desconocidas. Es que en verdad ninguno de nosotros nació sabiendo todo. Cuando uno está en esas edades de adolesencia en las que todo es nuevo para uno; los primeros tragos que se toma, le generan esa sensación como si hubiesemos bajado de un trompo y por lo general con uno o dos tragitos ya estabamos viendo estrellas. Por la misma razón es que dejamos de tomar porque intentamos evitar al máximo emborracharnos.

Nunca nos sobró el amigo que te terminó echándonos el trago encima porque no queríamos tomar más. Pero pese a cuidarnos tanto, el día menos pensado terminamos emborrachándonos y ni cuenta nos dimos. Y pasó que fuiste a una fiesta, al día siguiente despertaste con un guayabo tenaz y sólo te decías: ¡No vuelvo a tomar en más mi vida! Al darte cuenta también que tenías tufo trataste de no acercarte tanto a tus papás y persuadirlos, creías tenerlo todo bajo control, hasta que llamó un amigo a decirte:

– Oye severa boleta que pasaste anoche, comenzaste a bailar solo, te quitaste la ropa, luego te pusiste a llorar; al final nos tocó llamar a tus papás para que te fueran a recoger, porque ya nadie te soportaba y tampoco podías ponerte de pie.

Y uno como que:

-¿Quién?, ¿Yo?, ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¡¡¡Qué vergüenza!!!…

La realidad es que cuando nos enfrenamos a situaciones como estas o a cualquier otra por primera vez, no sabemos cómo actuar. Hay que tener claro que son experiencias que a todos nos toca vivir en algún momento. Parece gracioso que una vez uno mire al pasado para recordar cómo se comportó ante tal situación, termine diciéndose: ¡Pero qué tonto fui! Incluso se llega a sentir vergüenza. Pero al final esos momentos embarazosos que pasamos por culpa de ser primíparos, son las anécdotas que valen la pena contar en una tertulia de amigos y nos aseguran un grato momento de diversión. O si fueron traumáticas enseñan a qué actitud tomar la próxima vez que te enfrentes a una similar.

Ahora bien te invito a comentarme la anecdota de tu primera borrachera y me ayudes a contruir la segunda parte de este artículo, sé ingenioso, las cinco más divertidas serán seleccionadas!!

_____________________________________________________________________________________

Si te gustó este articulo me ayudaría mucho que lo compartieras con tus amigos en Facebook, Twitter, Pinterest o Google+. Por favor está atento al blog dejando tus aportes o ideas para nuevos artículos. Y si quieres dejar una critica, hazla sin comv pasión, porque con las piedras que aquí tires, construiré un castillo.

Puedes encontrar mis post anteriores en mi perfil, en el fanspage de Facebook: Un Blog para Colorear (no se te olvide dar like) y también en mis redes sociales.

 Alvaro J Tirado R.

Twitter: @MisterTirado

Facebook: MisterTirado

Instagram: alvarojtirado

Comentarios