Rompe el lápiz, toca la Tablet

Publicado el Vladimir Clavijo

Arriésgate a las TIC, no tengas miedo

Lo que en muchos casos no permite el aprendizaje y la alfabetización digital masiva, sobre todo en los adultos y adultos mayores (45-75 años), no es que no existan soportes tecnológicos, sino que el miedo a lo desconocido nos bloquea el paso al aprendizaje autodidacta.

Recuerdo que en otra época ser autodidacta no sólo era una posibilidad real de construcción de conocimiento sino que además muchos de los que hoy son mayores de edad (45 – 75 años) fueron autodidactas. Mi padre, por ejemplo, fue autodidacta de álgebra. Su profesor lo sacó de su clase por creer que tenía algo con una compañera.

En ese momento si mi abuelo supiera que lo habían sacado de su clase, el castigo que habría recibido hubiese sido bastante (mala práctica de mi abuelo y de esa generación para con sus hijos).

Con un problema de este tipo, que era tanto racional como emocional, (pues el castigo implicaba en un niño no sólo un impacto en lo físico sino en lo emocional, igual que hoy, pero en esa época más aceptado socialmente)  hizo que tomara una decisión: ser autodidacta de álgebra, tenía que pasar su año y demostrar al profesor no sólo que él podía sino que lo podía hacer sin ayuda.

Esta historia es verídica y mi  papá me la contó  cuando yo era pequeño, debido a mi frustración de no poder aprender ciertas cosas.  Él me explicaba que siempre era posible que yo lograra conocimiento si quería, estaban los libros y de los libros muchos aprendían, sólo tenía que saber dónde buscar, así que finalizaba su historia diciendo: “Fui y busqué el Álgebra de Baldor y viendo cómo funcionaba cada tipo de ejercicio, hacía en un tablero  todos los ejercicios, hice todos y así cuando se acabó el año fui y presenté el examen y lo pasé con un 5 y eso que el profesor pensó que había hecho trampa, al que mi papá retó con hacerlos en el tablero.  Aún hoy guardo la nota ”

Estos ejemplos, sólo demuestran que las personas mayores y cualquier persona que quiere acercarse a las TIC sólo necesitan recordar dos elementos para perder el miedo a las Tecnologías de la información y las Comunicaciones: una buena razón y un buen motivo.

La pregunta a responderse antes de seguir es: cuál razón te movería lo suficiente para atreverte a perder el miedo a las TIC.  O cuál es tu emoción, la que te lleva a querer arriesgarte a superar cualquier miedo.  Si superas el miedo, nos podremos ver en nuestro próximo post y así avanzar en encontrar las razones adecuadas para lograr un contacto tranquilo con estas tecnologías que cada día son más fundamentales.

……………………………………………………

NOTA

Debo aclarar a uno de mis lectores que también es un gran amigo que la idea de romper el lápiz y tocar la tablet es más una invitación a arriesgarse a cambiar la forma de pensar las TIC y no quedarse en sólo el creer aprender, sino en arriesgarse a tocar las TIC. Gracias a él por leerme.

Comentarios