Putamente libre - Feminismo Artesanal

Publicado el

Un momento para reflexionar con Daniel Coronell

 

Querida gente me complace saludarles con el corazón en la mano y contarles que sostuve un diálogo muy importante, con uno de los periodistas más reconocidos en nuestro país y sin miedo de equivocarme en el gremio en toda Latinoamérica.Fue imposible para mí disimular la profunda admiración que tengo por la cabeza de este hombre, ya les he contado que yo no cuento con mucho tiempo ni recursos económicos para pagar a un editor profesional que me lleve a ediciones pomposas, estos diálogos que yo sostengo es por un honesto amor por el periodismo filosófico que nos lleve a profundizar.

Cada día me siento más apasionada por el periodismo para el desarrollo humano. Mi deseo es no privarles la oportunidad de escuchar todas las cosas que yo escucho de cada personaje que me brinda  el privilegio de escucharle y de controvertir un poco.

Hice la tarea de hablar con muchas personas y preguntarles que querían que dialogáramos y mi sorpresa es que querían hablar en el marco de Uribe o, en el marco de su trabajo en gobierno  Santos o, cuestionamientos sobre los recursos económicos que hoy lo respaldan.

En realidad, ese no es el tipo de ejercicio periodístico al que me quiero dedicar, yo no quería perder la oportunidad de hacer un diálogo en el marco del periodismo para el desarrollo humano y la transformación social desde su experiencia y trayectoria individual  y , obviamente reflexionar un poco desde su biografía el tema del feminismo.

Este diálogo inicio a las 9:30 de la noche y terminó a las 11:00 estoy profundamente agradecida con la generosidad y sencillez de Daniel en contestar cada pregunta de manera profunda .

Porque ya sabemos qué protocolariamente todos los personajes pueden responder y hacer un diálogo no mayor de 20 minutos.  Él ahí estuvo  «de tú a tú»  conmigo y yo,  enredada entre mi admiración y mi deseo de preguntar hice un esfuerzo enorme para no salirme de la intensiòn  de este ejericio con muchas contra preguntas.

Dialogué como si nos conociéramos de siempre. Se nos dice que los periodistas no podemos ser honestos al decir que tenemos admiración por nuestras fuentes  pero,  como no les cuento esto , sí es que se nota en la manera que la entrevista fue fluyendo mi dificultad para no maravillarme  o, incomodarme,  no pude disimular ninguna de mis emociones con cada respuesta  aún así les aseguro que mantuve el rigor del interés del desarrollo humano y la transformación social,  así fue como durante hora y media estuvimos sin muchos protocolos hablando de esto tan maravilloso que es el periodismo en el marco de los derechos humanos.

 

Con ustedes la primera parte de este maravilloso diálogo.

 

 

Comentarios