Mujer y caricaturista

Publicado el Nani

Yo me dejo golpear porque soy muy moderna.

 

Viendo la película 50 sombras de Grey, se da uno cuenta de lo necesitado que está el personal de sexo real. Y hablo tanto de hombres como de mujeres, aunque se supone que la película es porno femenino. (¡Jah!).
Basta con ver las noticias recientes en dónde un joven alemán mató a su novia propinándole 123 latigazos, emulando una escena que supuestamente sale descrita en el libro.
Tal como está contada la noticia en los medios, la escena parece que se desarrolla en Irán dónde castigan a los infractores de las normas establecidas de la misma manera. Atándoles y sometiéndolos a decenas de latigazos.
¿Dónde está el sexo? ¿Cómo se puede sentir placer en lastimar a quién quieres o te gusta y en dejarse lastimar? Eso no es ni moderno, porque ya se practicaban los latigazos desde el principio de la historia, para corregir a los esclavos, para castigar a los infieles y que se sepa nadie, jamás tuvo un orgasmo.
Tampoco es liberal. Sí, se supone que la mujer es libre cuando hace uso pleno y consciente de su cuerpo para el placer o para lo que ella determine, pero lo poco que se ve en la película, es que lo hace más por inocencia y desconocimiento que por otra razón. Y lo que le molesta a mucha gente es que lo hace por sumisión. Vale que a la chica le gusta el modelo de ropa interior que han puesto como Grey, pero, ¿y si fuera feo? ¿Y si fuera pobre? ¿También se dejaría maltratar de esa manera? Hay cierto mensaje turbio en todo el desarrollo de la trama: golpes a cambio de paseos en helicóptero y habitaciones a todo dar.
No es de extrañar que las nuevas generaciones que se inician en las prácticas sexuales estén tan colgadas del Best seller y que estén llenando salas de cine alrededor del planeta. ¡Pero que las mujeres de cierta edad se dejen seducir por esta lectura es descorazonador! Pobrecitas, sus vidas deben ser cuando menos aburridas o llenas de necesidades afectivas y materiales de todo tipo.
Cada cuál es dueño de hacer con su cuerpo lo que le parezca y sé que es verdad que mucha gente siente placer con prácticas masoquistas y sadismo, casi siempre aderezado con un componente psiquiátrico muy documentado, es decir, que un resorte en su cabeza ha saltado ayudado por vivencias de la infancia. Pero de ahí a que esto sea lo normal y lo que hay que hacer para ser liberal, feminista o moderna, hay un trecho bastante grande.
Es tan grande la gama de posibilidades que se puede ser feminista y moderna y sumisa al mismo tiempo, sin necesidad de ser maltratada, ojalá que esta serie no sirva para que muchos avivatos aprovechen para justificar sus comportamientos insanos, co o el mismo señor Grey.

Mientras tanto vamos a celebrar el día de la mujer trabajadora, tan maltratada y no siempre por gusto propio.

 

MAGOLA febrero 20 LIBERALESPara seguir a Magola en facebook: https://www.facebook.com/pages/magola-la-piernipeluda/54070448880?fref=ts

 

Comentarios