Nota preliminar: Prosiguen sin descanso las referencias de Colombia en el cómic internacional, luego del episodio especial sobre Quino y Colombia que puede leerse aquí: https://blogs.elespectador.com/actualidad/lineas-de-arena/colombia-comic-quino-colombia

…Hoy corresponde ver el tema del proceso de independencia.

Gracias a un amable corresponsal en Twitter, Bernardo Mora Cadavid, me enteré de esta publicación dedicada a Policarpa Salavarrieta, conocida familiarmente como la Pola, quien ha sido destacada en varias obras gráficas, como en esta “Mujeres Célebres. “La Pola”. Mártir de América de la Editorial mexicana Novaro, con adaptación literaria de María M. De Valdés y realización artística de Carlos Neve. Apareció también con el título genérico “Aventuras de la vida real. La Pola” (1959).

El protagonista indiscutible del proceso independentista, quien aparece en diversas historietas es el Libertador Simón Bolívar, creador de la Gran Colombia, aunque realmente el nombre oficial era República de Colombia, con tres departamentos principales Nueva Granada, Venezuela y Ecuador, siendo la capital Bogotá. En la imagen se aprecia la versión de J. Carroll Mansfield en una sección llamada High Lights of History del cómic Famous Funnies No. 68 de marzo de 1940, que publicaba diversas viñetas.

La empresa libertadora que organizó Bolívar con el ejército colombiano y la creación de la República de Colombia, que posteriormente ha sido llamada la Gran Colombia, ha sido sin duda un buen motivo para los ilustradores y artistas gráficos, como esta publicación en francés.

La vida de Bolívar ha sido reflejada en un buen número de obras gráficas extranjeras, algunas con rigurosidad histórica, otras no tanto. Una de las más destacables la de Horacio del Castillo, relevante ilustrador chileno-argentino, aquí en versión italiana.

Una de las más célebres batallas de la independencia de la Nueva Granada, hoy Colombia, fue la del Pantano de Vargas, llevada al cómic en la serie “Aventuras de la Vida Real”, de la Editorial mexicana Novaro en 1959.

La batalla que estuvo a punto de perderse, fue un gran triunfo para el ejército libertador, gracias a un golpe de genialidad y sorpresa, cuando un pequeño grupo de lanceros a caballo, logró desarticular las fuerzas españolas.

Una de las obras más interesantes, es la novela gráfica de A. H. Palacios y J. P. Goumelen, editada por Ponent Mon, titulada precisamente “Simón Bolívar. El Libertador”, que hace un recorrido por la vida del militar y estadista.

Uno de los episodios militares más definitivos, fue sin duda, la victoria alcanzada sobre las fuerzas realistas en la Batalla de Boyacá, que selló la independencia de Colombia.

Un verdadero descubrimiento, es que la viñeta de arriba es autoría del artista francés Alfred Georges Langlais, cuyo seudónimo era Gal, quien vivió y murió en Bogotá en 1995, pues su madre era colombiana, la señora Isabel Rodríguez. Gal nació en Marruecos y era hijo de un diplomático francés, Eugène Langlais. El diseñador Gal comenzó su carrera artística en Francia en los años cuarenta y fue muy destacado en diversas publicaciones. Luego de una exitosa carrera como ilustrador durante más de 20 años, se dedica a la pintura y en 1967 se instala en Bogotá, en donde al parecer se dedica a la docencia en la Universidad Nacional en su facultad de arte.

Regresando a Bolívar, incluso algunos célebres dibujantes como Hergé, lo han mencionado indirectamente. En la aventura de Tintín y los Pícaros, hay una viñeta que destaca el monumento al General Olivaro, Libertador de San Teodoro, inspirado claramente en la figura de Bolívar. Ahora bien, aunque aquí lo compararan con otro ficticio al que descabezan, Bolívar fue un personaje que en la vida real o en el cómic, resulta incomparable.

Esta historia continuará…

Dixon Acosta Medellín

En Twitter leo historietas como @dixonmedellin

Avatar de Dixon Acosta Medellín (@dixonmedellin)

Comparte tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas

Loading…


Todos los Blogueros

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.