Las palabras y las cosas

Publicado el Diego Aretz

Liberar el ICETEX

Usualmente cuando escucho la retórica del último mes del gobierno Petro, y la propuesta de la que aún no sabemos mucho «la paz total» me hace pensar que a veces el conflicto se convierte en la cortina de humo perfecta para evitar discusiones serias que el país necesita.

Una de estas discusiones es el ICETEX, el ICETEX fue y es una apuesta para el desarrollo del país, un proyecto para invertir en generaciones de jóvenes que pudieran educarse y devolver esa inversión a una sociedad más moderna. Sin embargo con el pasar de los años el ICETEX prestó y prestó y prestó dinero, habría que revisar si fue juicioso en garantizar que los prestamos se iban a pagar, o si cayó en una lógica bancaria de prestarle a todo el mundo sin el mayor recato.

En todo caso esto llevó a una crisis que actualmente vive y de la que no se habla mucho, para el año 2018 las deudas de los Colombianos con el ICETEX llegaban a los $324.000 millones. Es una cifra inmensa, un cifra a que la que se llegó por intereses de mora, por intereses sobre intereses. Pero aquí hay algo más complejo que la simplista imagen de «ciudadanos morosos».
Lo que tenemos es la evidencia de un mercado laboral escueto, de una sociedad que no tiene mucho que ofrecer a sus jóvenes profesionales, una fuga de cerebros constante y un país que no ha sabido absorber esa mano de obra calificada. Esta situación no es privativa de Colombia, los Estados Unidos tienen hoy en día una situación idéntica, con muchos senadores del partido demócrata invitando a que se perdone esa deuda.

¿La culpa? podemos caer en las respuestas comunes; los políticos, la corrupción, los TLC. Pero hay algo cierto además de todo esto y es que Colombia es un país con muchos recursos pero esencialmente un país pobre, en el sentido de servicios, de industrias, de empresas. Nos hemos enfocado en que la educación es el desarrollo, esto es cierto, pero una educación que va de la mano de economía, no una educación de espaldas a la realidad del país.

Al ver la cifra que se le debe al ICETEX y el drama de muchas familias para poder pagar, o acceder a una casa, o a servicios básicos por estar pagando esas deudas. Me pregunto si no deberíamos asumir colectivamente esa deuda, asumirla de una vez y re pensar una empresa de El Estado que evidentemente está quebrada y no está funcionando. No es un lujo para un país que «En 2021 fue el segundo país con el mayor gasto militar en América Latina y el Caribe. Durante ese año, el gasto en la defensa y seguridad armada del país sudamericano superó los 10.000 millones de dólares estadounidenses, lo cuál representó una aumento en comparación con lo reportado en 2020.»

En las sociedades inteligentes, los errores colectivos también deben asumirse y responderse de manera colectiva. Ahora que Gustavo Petro habla de una paz total con toda la diversidad de delincuentes del país. Yo le propongo una paz total con familias que lo único que querían era ver a sus hijos educados, una paz total con la generación que esta pidiendo a gritos una transformación profunda. Una paz total con los ciudadanos que todos los días, intentan hacer país, liberemos el ICETEX.♦

PS: Esta columna no es de carácter personal, no he solicitado nunca ni tengo en la actualidad un préstamo con el ICETEX.

________________________________________

Diego Aretz es un periodista y activista Colombiano, ha sido columnista de medios como Revista Semana, Nodal, El Universal, colaborador de El Espectador, . Así mismo es jefe de comunicaciones del Consejo Nacional de Bioética y consultor de Terre Des Hommes Alemania. Director de la ONG Por la Frontiere.

Comentarios