La droga, ¿y Colombia?

Publicado el Jorge Colombo*

Comunicado de SSDP, capítulo UN, ante la amenaza de la organización ‘Los Rastrojos’ en la Universidad del Cauca.

Uso este espacio para difundir un comunicado de la organización Estudiantes por una Política de Drogas Sensata, capítulo Universidad Nacional:

ssdpun

17 de Marzo de 2011
Bogotá, Colombia

A estudiantes, autoridades y miembros de la sociedad civil en general,

Ante la reciente amenaza realizada por parte del grupo ‘Los Rastrojos’ en la Universidad del Cauca, Estudiantes por una Política de Drogas Sensata, capítulo Universidad Nacional- Bogotá, desea manifestar lo siguiente:

1. Rechazamos cualquier actuación de grupos armados, legales o ilegales, dentro del ámbito universitario. Consideramos que este tipo de hechos son inaceptables y representan una vulneración de los derechos más fundamentales de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria.

2. Condenamos el hecho de que los usuarios de sustancias psicoactivas (en este caso, de marihuana) sean declarados objetivos de asesinatos selectivos (mal llamados “limpieza social ”).

3. Reprochamos que una organización armada ilegal (quién sabe con el apoyo de quién) investigue e indague sobre la vida privada de los estudiantes y demás miembros de la comunidad universitaria.

4. Creemos que es un hecho de suma gravedad el que la decisión libre y autónoma de consumir sustancias psicoactivas sea vinculada con la pertenencia a grupos al margen de la ley o a cualquier otro tipo de delincuencia.

Consideramos que este tipo de fenómenos, tales como amenazas y persecución a usuarios de sustancias psicoactivas, derivan del enfoque actual de las políticas colombianas de drogas. Este enfoque, el de la prohibición total, no permite separar entre usuario, adicto y traficante. Lo anterior da cabida para que se presenten este tipo de fenómenos, en el que la categoría de usuario de sustancias se equipara a la de criminal (sin mencionar las problemáticas que se derivan de abordar un problema de salud pública como un problema de criminalidad).

Aprovechamos la coyuntura de esta amenaza para resaltar el hecho de que las políticas de drogas prohibicionistas terminan vulnerando a la principal población que dicen proteger, los jóvenes. Es necesario hacerle un llamado al Gobierno Nacional para que se cuestione sobre la continuidad de estos enfoques (derivados de la ‘Guerra contra las drogas’ estadounidense) que terminan dejando a la población civil a la merced de este tipo de señalamientos y amenazas.

Finalmente, queremos resaltar que quien hace uso legítimo de sus derechos individuales no puede ni debe ser víctima de señalamientos que de alguna forma vulneren su dignidad y sus derechos como ser humano. Lo anterior es inaceptable. Independientemente de su origen: sea el gobierno, grupos ilegales, o la propia sociedad civil desde su intolerancia y prejuicios.

Es hora de cambiar de paradigmas. Que los estudiantes y los jóvenes tomemos la vocería en lo que nos afecta directamente.

No más guerra contra las drogas.

Estudiantes por una Política de Drogas Sensata – Capítulo UN Bogotá (grupo en FB)
[email protected]

Puede descargar aquí una copia de la amenaza.

wordpress stats plugin

Suscríbase a este blog aquí.

correo electrónico: [email protected]
twitter: @drogaycolombia

Comentarios