El Río

Publicado el Blog El Río

Estas son las propuestas de los aspirantes a la Alcaldía para recuperar el río Bogotá

¿Quién no ha soñado con un río de aguas cristalinas donde las aves revolotean de rama en rama y cuyas orillas no están invadidas  por asentamientos humanos que contaminan y alteran su cauce natural? Clara López, Enrique Peñalosa, Rafel Pardo y Francisco Santos dan algunas alternativas para devolverle la vida al río Bogotá, el más contaminado del país. 

PropuestasAlcaldia

Aunque los temas de movilidad y seguridad suelen ser los de mayor interés para los bogotanos que no son inmunes al tráfico, las vías en mal estado y los constantes atracos; el río más contaminado del país está pidiendo que le presten atención para superar esa agonía que padece como consecuencia de los desechos domésticos de aguas residuales, las curtiembres, los vertimientos industriales, fertilizantes y aceites que le llegan todos los días.

Para Clara López Obregón, candidata del Polo Democrático Alternativo, hacer cumplir el fallo del Consejo de Estado en el que se ordena el mejoramiento de la planta de tratamiento de aguas residuales (Ptar) El Salitre (que a la fecha sólo trata el 30% de las aguas residuales que le llegan al río) y la construcción de la Ptar Canoas en límites con el municipio de Soacha son «imprescindibles» para avanzar en su recuperación.

Rafael Pardo también se compromete a dar cumplimiento a la sentencia por lo que «se dará continuidad al programa de saneamiento del río de Bogotá a cargo del Distrito Capital, orientando esfuerzos a la culminación del sistema troncal de alcantarillado y el avance del sistema de tratamiento de aguas residuales para la PTAR Salitre y futura Canoas».

Francisco Santos, del partido Uribe Centro Democrático, ha centrado su propuesta de «tratamiento hidráulico y recuperación ambiental» en la cooperación con la Gobernación y los municipios vecinos que también contaminan la cuenca pues el río Bogotá nace en el municipio de Villapinzón (Cundinamarca) y desemboca en el río Magdalena, la principal arteria fluvial del país, por lo que municipios aledaños también son  causantes de su actual condición.

Santos se compromete a fortalecer las políticas de tratamiento y vertimiento de aguas residuales, así como a ampliar la capacidad de la Planta El Salitre.

«La descontaminación y el dragado del río Bogotá nos abre la oportunidad de aprovecharla en distintos usos antes de que se ocupe en desarrollos informales, como los que a la fecha están presentándose en Bosa, Patio Bonito y Rincón de Suba. Vamos a zonificar todo el borde occidental, utilizando los estudios que ya tienen FOPAE, el Acueducto y la CAR; y a  impulsar la realización del Parque Ecológico Lineal del Río Bogotá», dice su propuesta.

El más avanzado con la idea del Parque Lineal podría ser Enrique Peñalosa quien, con un video, anunció que el río tendrá muros de retención en sus orillas, así como malecones arborizados de 100 kilómetros entre Soacha y Chía “para que los ciudadanos puedan caminar o montar bicicleta”.

El candidato del partido Verde propone no sólo descontaminar el río Bogotá, sino también ampliar tres veces su ancho y dos veces su profundidad. Sin embargo, podría ser la propuesta más criticada hasta el momento por los expertos quienes creen que el cemento no es la solución para recuperar el río Bogotá pues no se lo integra a la ciudad, sino que se lo aísla como en una pecera. Adicionalmente, podría afectar su cauce natural al estar encerrado y por tanto la avifauna característica de la cuenca se vería alterada.

En cuanto a la financiación de este proyecto, «el de la Bogotá futura», Peñalosa insiste en que se va a financiar solo porque las tierras aledañas al río, que hoy en día no tienen tanto valor económico dado la contaminación del afluente y las restricciones de urbanización, se van a valorizar cuando el río empiece a recuperarse y ese dinero irá directamente al Distrito para que lo invierta nuevamente en su recuperación.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, descontaminar el río ya no vale 6,2 billones de pesos  como lo indicaba un documento Conpes de 2004, sino 9,3 billones de pesos. Esto significa que la próxima Alcaldía tiene que enfrentarse a un déficit de $ 4.7 billones que, hasta el momento, no se sabe con certeza de dónde va a salir para poner en marcha el fallo del Consejo de Estado de marzo de 2014.

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]

Twitter: @BlogElRio

Facebook: El Rio- Blog

Comentarios