El Río

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

¿Cómo se están involucrando los ciudadanos en la recuperación del Río Bogotá?

Con cinco estrategias el distrito está teniendo en cuenta a la gente en la recuperación activa del río. Una de las metas  es recuperar 57 kilómetros de las 34 quebradas de la capital.

sssssDra. Sandra Morelli Rico, Contralora General de la República/foto:Natalia Gónima

 

Esta semana la Contraloría General de la República, convocó a un foro en donde se habló sobre algunas de las acciones de participación ciudadana  que se necesitarán para dar cumplimiento a la sentencia con la que el Consejo de Estado ordena recuperar el río Bogotá.

Durante la jornada se socializó el nuevo esquema para la recuperación del río Bogotá, uno de los más contaminados del país, y se resaltaron algunos procesos participativos exitosos implementados por el Distrito. Se habló de los Cabildos del Agua, los Corresponsales Ambientales, el Observatorio Ambiental, la recuperación de quebradas y también de la judicialización de personas por arrojar escombros.

Susana Muhamad, Secretaría de Ambiente, destacó cinco aspectos con los que la alcaldía de Bogotá está involucrando a los ciudadanos en la recuperación de la principal fuente hídrica de la capital.

1.    Proceso de gestión de recuperación del río: este aspecto tiene que ver con la recuperación de las quebradas capitalinas, de la mano con la comunidad. Según Muhamad, la meta de esta Administración es recuperar 57 kilómetros de las 34 quebradas, así como se logró hacer con Las Delicias en Chapinero, una quebrada que gracias a la comunidad ahora es un pulmón verde visitado por cerca de 9 mil personas al mes.

2.    Control ambiental: Muhamad manifestó que gracias a la capacitación de más de 5 mil volqueteros, la secretaría logró que en un año se incrementara en más de un 300 por ciento la cantidad de residuos reportados por este gremio en sitios autorizados. Además, con las denuncias ciudadanas y el trabajo con los fiscales, se logró judicializar a 53 personas por arrojar escombros.

3.    Comunicación y diálogo social: en este aspecto, la Secretaria de Ambiente nombró estrategias como los Corresponsales Ambientales, que comunican los diferentes eventos ambientales bogotanos; los Cabildos del Agua, en donde los ciudadanos propusieron en qué debía invertirse el presupuesto para recuperar el recurso hídrico; las redes que generan movilización y visibilidad; y las campañas masivas.

4.    Gestión del conocimiento: es involucrar a todos los actores, como técnicos, habitantes de la calle que habitan en los ríos urbanos y a los ciudadanos que generan la contaminación. En este aspecto, Muhamad hizo énfasis en el Observatorio Ambiental de Bogotá, que cuenta con indicadores ambientales en un lenguaje claro para la ciudadanía; y las Aulas Ambientales y demás propuestas de educación ambiental.

5.    Seguimiento y veeduría: la ciudadanía ya participa en los diferentes consejos de cuenca en Bogotá, lo cual facilita el control por parte de la autoridad ambiental.

Otras de las intervenciones que se escucharon fueron las de algunos críticos de la sentencia del Consejo de Estado. Para el  ingeniero químico de la Universidad Nacional y coadyuvante de la acción popular sobre el río Bogotá,  Hernando Robles Villa, es preocupante que la sentencia no haya tenido en consideración la resolución 506 que ordenaba arreglar el problema de contaminación del Embalse del Muña.

“Se tiene que resolver el problema del Embalse del Muña porque se está muriendo la población de Sibaté. No es un problema ambiental es un problema de salud.Y usted le escribe a la CAR diciéndole que tienen ese problema y ellos responden diciendo que no son autoridad de salud, pero el Ministerio de Salud tampoco toma las medidas correspondientes», dijo.

Por otro lado Robles Villa dijo que la Alcaldía ha planeado mal  las obras de Adecuación Hidráulica que están haciendo en la cuenca media del río para evitar inundaciones en Bogotá y no está midiendo los impactos que estas obras pueden tener en la cuenca baja.

“Todo el desastre ecológico que tiene el Río Bogotá en gran parte es a la consideración de que hay que generar electricidad por encima de cualquier circunstancia sin importar la salud de la gente …aquí no hubo desarrollo sostenible y en el proceso de la sentencia en cierta forma no se ha precisado con claridad cómo se va a manejar el desarrollo sostenible”.

Además de un gran grupo de ciudadanos con sentido de pertenencia del río, asistieron al lugar diferentes entidades, entre ellas la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), la Gobernación de Cundinamarca y el Ministerio de Ambiente.

Al finalizar el evento. El magistrado Antonio Velilla intervino para decir que la providencia no pretende cubrir los errores pasados y que todos creemos conocer la realidad del río, pero son las visiones aisladas reunidas las que nos permitirán hacerlo.

Comentarios