Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

'Intervención no arroja ningún resultado'

Escribe PLS:——————

Buenos días Alberto:

El caso PREMIUM, que Usted con gran cuidado ha seguido desde que se presentó la intervención del gobierno central, después de más de catorce meses, tiene elementos que no se compadecen con la existencia de un estado de derecho serio, que responda y respete los derechos de todos los ciudadanos. Le dejo algunos elementos de juicio para que sean consideradas por Usted y por todas las personas que siguen su blog:

1.- Después de más de catorce meses de investigación, la Fiscalía General de la Nación no ha avanzado significativamente en la investigación de los hechos, y hoy, transcurrido todo este tiempo, el presidente de la holding está en detención domiciliaria y tres actores principales en el descalabro de la comisionista siguen sin un proceso penal en firme. Tomas Jaramillo, Víctor Maldonado y Juan Carlos Ortiz gozan de libertad y aún no soportan imputación de cargos, pese a no haber propuesto, los dos primeros, ninguna fórmula de acuerdo para el resarcimiento de los perjuicios sufridos por los inversionistas.

2.- La intervención de la Superintendencia de Sociedades no arroja ningún resultado. El Superintendente sigue sosteniendo ante los medios de comunicación que la crisis se encuentra casi superada, cuando los ahorros de más de mil ochocientas (1.800) personas, por cerca de seiscientos mil millones de pesos ($600.000.000.000.oo), se encuentran sin respaldo alguno: No existe respuesta clara para los inversionistas del Fondo Premium ni para los inversionistas del los TEC ni para los accionistas minoritarios de la sociedad Interbolsa.

3. La Superintendencia Financiera de Colombia, salvo algunas decisiones menores, no ha concluido ninguna de las investigaciones y, en consecuencia, ninguno de los actores intelectuales de este enorme descalabro ha sido declarado responsable del mismo.

4. El Agente Liquidador del Fondo Premium presenta en la ciudad de Medellín un informe que produce vergüenza: no ha recuperado bienes, no ha celebrados acuerdos de pago; pero, lo más grave, los deudores se burlan de él y ni siquiera se toman el trabajo de pasar por su Despacho para discutir formulas de acuerdo.

Los señores Jaramillo, y sus socios Maldonado y Ortiz, se apropiaron de una suma de dinero que triplica, sino más, los perjuicios ocasionados por otro “gran” ingeniero antioqueño –Álvaro Villegas Moreno-, y parece que esto no le importan a nadie, ni siquiera a un gobierno que aspira a su reelección.

¡Que pobre país!; y seguimos creyendo que los problemas están en la Habana.

Comentarios