Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

Gabriel Hernández, el abogado que demandó a Corridori

No se sabe cómo llegó la Superintendencia de Sociedades a identificar el número de la cuenta de Alessandro Corridori -cuenta # 538208- en el banco EFG de Zurich.

Pero sí se sabe que esa actuación, dentro de la cual se pidió a la Cancillería que tramite ante el gobierno suizo la congelación de esa cuenta, surgió a raíz de una demanda presentada contra Corridori y sus asesores.

La demanda la presentó el abogado Gabriel Hernández Villarreal, como apoderado de Interbolsa comisionista.

La demanda busca que Alessandro Corridori responda por los repos sobre las acciones de Fabricato que incumplió en la comisionista Interbolsa, cuya liquidación se inició hace casi cinco años, en noviembre de 2012.

Corridori y sus asesores redujeron el patrimonio de Interbolsa comisionista y menoscabaron el patrimonio disponible para los acreedores de la comisionista liquidada, sostiene la demanda de Hernández Villarreal.

Invertácticas, creada en 2007, fue utilizada para alterar el precio de acciones cotizadas en bolsa, de acuerdo con Hernández Villarreal. El único dueño de Invertácticas fue Alessandro Corridori. En marzo de 2013, después de la quiebra de Interbolsa, Supersociedades ordenó la liquidación judicial de Invertácticas.

Las maniobras contables financieras y legales necesarias para manipular el precio de las acciones se realizaron con el pleno conociiento de Corridori y sus asesores, sostuvo el abogado Hernández Villarreal.

La demanda busca que se declare la responsabilidad de Corridori y de sus asesores por los perjuicios causados a Interbolsa comisionista hasta por la suma de 25.512 millones de pesos. Esos perjuicios se calcularon a octubre de 2014.

El abogado pidió además que se condene a Corridori y compañía a pagar a la liquidación de Interbolsa comisionista los intereses comerciales sobre los perjuicios causados.

Superfinanciera investigó a Corridori y concluyó que alteró el precio de las acciones de Fabricato. Específicamente, según Superfinanciera, Corridori «afectó de manera importante la confianza, la igualdad, la seguridad y la transparencia del mercado de valores». Para Superfinanciera, Corridori obtuvo un «lucro y aprovechamiento indebido» que «fue producto de la conducta abusiva del investigado».

Corridori y sus asesores no registraron en la contabilidad de Invertácticas las operaciones bursátiles. Supersociedades concluyó que se presentaron las siguientes irregularidades en la administración de Invertácticas: omisión de registros contables, ausencia de libros societarios, imposibilidad de determinar la aprobación del balance de fin de ejercicio y del pago del capital suscrito, imposibilidad de determinar el pago de la prima de colocación de acciones del 2012, y diferencias en los balances certificados.

Supersociedades afirmó también que Invertácticas «fue usada exclusivamente con el fin de desarrollar actividades de inversión destinadas a la negociación de acciones de la especie Fabricato, para lo cual se valieron de múltiples créditos que sin duda excedían su capacidad y solvencia económica».

Agregó Supersociedades: «Llama la atención que el Sr. Corridori conociera la incapacidad de la sociedad INVERTACTICAS SAS EN LIQUIDACION JUDICIAL para responder por el nivel de endeudamiento y aun así continuara demandando recursos para la operación de compra de repos de Fabricato».

En 2014 Supersociedades inhabilitó a Corridori por 10 años para ejercer el comercio.

Señala el abogado Gabriel Hernández Villarreal que Invertácticas «no funcionaba administrativamente, pues no tenía contabilidad, ni libros sociales debidamente llevados de conformidad con la legislación mercantil».

Corridori y sus asesores permitieron el endeudamiento de Invertácticas al seguir solicitando y recibiendo créditos cuando Invertácticas ya no contaba con liquidez para cumplir los compromisos adquiridos en 2011 y 2012.

Según Hernández Villarreal, Corridori y sus asesores actuaron «con mala fe, falta de lealtad hacia la compañía administrada y falta de diligencia en la administración de sus asuntos» lo cual afectó el patrimonio de Interbolsa comisionista.

Además de Corridori los demandados son:

– Jhon Jairo Herreño Marín, asesor financiero de Invertácticas.

– Claudia Victoria Carvajal Jiménez, revisora fiscal.

– Edward Yonathan Martínez, director administrativo.

– Carolina Pascagaza Cortés, jefe operativa.

– Marlon Jonathan Fernández Penagos, asistente.

– Pedro Antonio Castellanos Sepúlveda, contador.

La demanda se ha tramitado ante la Superintendencia de Sociedades, delegada para procedimientos mercantiles.

Comentarios