Detrás de Interbolsa

Publicado el Alberto Donadio

"El Estado ha sido por lo menos indolente": Juan Gossaín

Los siguientes son algunos apartes de la intervención de Juan Gossaín en la presentación del libro El Cartel de Interbolsa, en un acto organizado en mayo pasado por la Universidad de Cartagena:————–«Para cumplir con lo que me inquieta tanto que es la comprensión de estos temas, que el ciudadano entienda, en ese sentido me gustaría haciendo el papel reduccionista, es decir el paper periodístico de elementalizar las cosas, que usted si me equivoco me aclare, ¿Yo puede decirle a este auditorio, señores, que lo que pasó en Interbolsa fue lo siguiente? Unos tipos cogieron una plata ajena con el cuento de que la iban a invertir en Curazao en el fondo Premium, eran intermediarios de un fondo que en realidad era de ellos, se hacían pasar por corresponsales. Cogieron esa plata para mandarla a Curazao, no la mandaron, la invirtieron aquí en Fabricato, si el negocio era bueno, ellos se ganaban la utilidad, si el negocio era malo, la plata la perdía el que la puso. ¿Eso fue lo que hicieron? ¿Con sello gano yo y con cara pierde el dueño de la plata? Eso se llama estafa, eso se llama robo. Sabroso así.»————————-Juan Gossaín también hizo la siguiente observación en el acto organizado por la periodista Sara Marcela Bozzi Anderson y el Programa de Comunicación Social de la Universidad de Cartagena: «Ahí siempre salta, siempre aparece, inevitablemente, la indolencia del Estado. Hay un par de episodios que están en este libro que a mí me causaron cierto impacto. El 2 de noviembre estalla el caso de Interbolsa, se hace pública la intervención. El día primero o el mismo 2, el presidente de Interbolsa, señor Rodrigo Jaramillo, emite un comunicado, que está aquí en el libro, un comunicado público, en el cual dice que la inversión en Fabricato es una inversión segura. Poco después, el mismo día, el superintendente financiero, señor Hernández, el Estado colombiano, dice, la plata de los inversionistas en Interbolsa está asegurada, no corre riesgos. Los mismos dos personajes aparecen cuatro meses después en el libro, tres meses después, y el señor Jaramillo que había dicho como presidente de Interbolsa que la inversión en Fabricato era segura, ahora dice que la inversión en Fabricato era muy riesgosa, exactamente lo contrario. Lo increíble es que el funcionario del Estado que el mismo 2 de noviembre había dicho ‘la plata de los inversionistas está segura’, sale a los tres meses, parece una burla, sale a los tres meses y dice la plata de los inversionistas está en peligro, se está perdiendo. ¿Cómo entiende uno que el Estado sea así? ¿Por qué no hemos aprendido? ¿Por qué no aprendimos del caso Félix Correa? ¿Por qué no aprendimos del caso DMG? ¿Cómo no aprendimos de las otras pirámides de clase alta, el Grupo Grancolombiano, los Picas? ¿O es que el Estado colombiano no quiere aprender? ¿O es que el Estado colombiano, dicho con franqueza, la palabra es muy dura pero no hay otra en español, es cómplice de esto?»———————–Otra afirmación de Juan Gossaín en el acto celebrado el pasado 23 de mayo en Cartagena: «Estos tipos son peores que Pablo Escobar. Escobar por lo menos arriesgaba el pellejo, se echaba bala con la policía. Estos se parapetan en unas oficinas en Bogotá. Estos se encierran en los clubes sociales de Bogotá. Estos están detrás de un escritorio. La única diferencia entre estos tipos y el narcotráfico es que estos están mejor vestidos.»———————En la misma intervención, Juan Gossaín volvió al tema del fondo Premium: «Sería cómico si no fuera trágico. El caso de los evasores de impuestos. Yo no sabía si reirme o sentarme a llorar leyendo este libro. Estos señores de Interbolsa le dicen a la gente ‘deme su plata para ponerla en el fondo que yo represento que se llama Premium y está en Curazao’. La gente les da la plata, tramposamente no la ponen allá sino que la invierten aquí en Fabricato, a escondidas y sin la autorización del dueño. El gobierno, cuando estalla el escándalo, le dice a la gente, a los inversionistas: ‘usted puso esa plata en Curazao para no pagar impuestos’. Pero si la plata nunca salió de aquí, la plata se la robaron aquí. Eso me recuerda a mí el caso famoso en Cartagena, cuando yo era estudiante, un policía que detuvo a un señor en la Torre del Reloj porque iba armado. Y lo requisó y no tenía armas y ya lo tenía esposado. Y se lo llevó preso, decían en Cartagena, porque cometió el delito de intento de sospecha. Es exactamente el mismo caso. No hubo delito. Si no hubo dinero para el exterior, ¿cómo voy a evadir impuestos?»——————–Juan Gossaín concluyó con estas palabras: «Como el Estado ha sido por lo menos indolente, omiso en todos estos episodios, descuidado en la vigilancia y control, para no pensar peor, la única sanción que nos queda es la de la sociedad.»——————–La presentación completa de la intervención de Juan Gossaín se publicará próximamente en Unicarta, la revista de la Universidad de Cartagena.

Comentarios