Catrecillo

Publicado el Ana Cristina Vélez

Sobre la necesidad de un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación en Colombia

En Colombia, la iniciativa de crear un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación -CTeI- se ha venido discutiendo desde hace más de 20 años; sin embargo, no ha sido posible concretar su ejecución. La creación de un Ministerio de CTeI significa reconocer el carácter estratégico de la ciencia y la tecnología para el país. La constitución política de Colombia, en sus artículos 27, 67, 70 y 71 resalta la importancia del acceso al conocimiento, así como de la promoción y fomento de la enseñanza y la investigación como deberes del Estado.

Hoy, cuando estamos en un mundo globalizado, donde la competencia internacional está basada en el conocimiento, la ciencia ganaría dimensión nacional e internacional si se convirtiera en política de Estado. Las condiciones actuales del país, particularmente al adentrarnos en la época del post-acuerdo, hacen aún más imperativo que la sociedad colombiana reconozca la importancia de la ciencia y la tecnología en la construcción de una nueva Colombia

Colombia es un país con un alto porcentaje de población joven, extremadamente rico en biodiversidad y recursos naturales que debemos utilizar inteligentemente para nuestro beneficio y para darles valor agregado.  Necesitamos propender por un crecimiento cultural, social y material que sea sostenible, que nos permita reducir la inequidad y la pobreza. Estos propósitos solo se podrán alcanzar si utilizamos la ciencia y ya tecnología como guías para nuestro desarrollo.

La apertura de Colombia a nivel internacional con los diferentes tratados de libre comercio le impone a la economía nacional muchos retos. Entre ellos están mejorar su productividad, su competitividad, la flexibilidad y la efectividad en diferentes procesos, los cuales, en un mundo globalizado, solo se podrán lograr si tiene innovación en el desarrollo, la producción y el mercadeo de sus productos y servicios. Se debe propender por una verdadera transformación de la forma y el ritmo con que la industria nacional incorpora el nuevo conocimiento en sus iniciativas y estrategias competitivas y de crecimiento; en otras palabras, la industria debe estar en capacidad de adaptarse a las tendencias actuales y a los rápidos avances tecnológicos que ocurren en el ámbito internacional, creando así una nueva cultura del desarrollo basada en el conocimiento

Mejorar la productividad en un país como Colombia requiere impulsar cambios profundos en las estructuras educativas a todos los niveles, y hacer modificaciones sustanciales en la estructura del sistema de ciencia y tecnología.

Los cambios mencionados serán posibles si y solo si se cuenta con políticas de Estado que se reflejen en leyes que garanticen la financiación de la ciencia y la tecnología en al menos el 2% del PIB en un término máximo de 4 años, y que se sostenga esta financiación durante 20-30 años, de tal manera que las políticas trasciendan los gobiernos. Bajo tales condiciones se podrá definir con claridad un sistema nacional de ciencia y tecnología.

La creación de un ente responsable de la ciencia, la tecnología y la innovación con la máxima jerarquía en el Gobierno Nacional, es decir, un Ministerio de CTeI, es indispensable para lograr los avances que requiere el país en estas áreas y para responder a los retos que implica el post-acuerdo. El Ministerio debe propender por la investigación básica o fundamental y la investigación aplicada para atender los problemas de la industria nacional, con planteamientos de interés global. Dado que el recurso humano en formación y graduado en alto nivel, hará parte integral de todas las instituciones del sistema (incluido el propio Ministerio), el relacionamiento y la articulación con el Ministerio de Educación Nacional (MEN) deberán ser también fundamentales. Hoy en día la articulación entre diferentes organismos no sólo no es la adecuada, sino que se multiplican esfuerzos desorganizadamente en la misma vía (por ejemplo, el programa Colombia Científica corresponde al mismo esquema de financiación de créditos-beca y de proyectos de investigación de Colciencias), pero sin política. Se confunden objetivos, actividades y estrategias.

El Ministerio estará encargado de trazar las políticas de ciencia, tecnología e innovación teniendo como premisa la reducción de la inequidad. La consolidación del Ministerio traerá múltiples beneficios para el país, entre los que se destacan los siguientes:

–          Institucionalización de la investigación en institutos y, universidades públicas y privadas

–          Establecimiento de universidades centradas en la investigación

–          Fortalecimiento de las universidades y los institutos nacionales en donde se desarrolle investigación básica como elemento fundamental para la generación de conocimiento, la formación de capital humano y la transferencia de resultados al sector productivo y estatal.

–          Creación de parques universitarios de ciencia y tecnología,

–          Establecimiento de esquemas de evaluación periódicos de las actividades desarrolladas por cada una de estas instituciones, además de otras actividades propias del sistema.

–          Unificación de las políticas de investigación del país. Hoy existen muchos entes financiando investigación con diferentes normativas.

–          Unificación de políticas de formación de talento humano

–          Interlocución directa con otros ministerios para la identificación y planeación de actividades de investigación.

–          Interlocución directa con el Ejecutivo y con otros Ministerios para las definiciones presupuestales.

–          Establecimiento de políticas de apoyo a la investigación requerida por la micro, pequeña, mediana y gran industria para que sean competitivas internacionalmente.

–          Creación de órganos de fomento de ciencia y tecnología para universidades, institutos y parques tecnológicos.

–          Establecimiento de políticas de repatriación de colombianos trabajando en centros de investigación extranjeros.

–          Visibilidad internacional de la ciencia y la tecnología colombiana.

El Ministerio de CTeI debe coordinar el funcionamiento del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación  con dos viceministerios (dirigidos por científicos) que se concentren en la asignación objetiva, independiente y transparente de recursos. Un Viceministerio para la Investigación Científica y un Viceministerio de Innovación, Competitividad y Emprendimiento. En general, no se trata de crear un organismo alterno a Colciencias, las actividades que hoy realiza Colciencias estarían distribuidas en las diferentes unidades que tendría ministerio.

Una de las grandes dificultades que tiene la propuesta es la desconfianza de los científicos y de ciudadanía en general que considera que tener un Ministerio más en Colombia es crear más puestos burocráticos. En este sentido la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales ha propuesto que en la administración del Ministerio tengan cabida investigadores de las universidades e institutos de investigación que serían designados y pagados por sus instituciones de origen.

Los temas aquí planteados están abiertos para la discusión y enriquecimiento por parte de todos los lectores.

Escrito por:  Grupo de pensamiento de la Academia Colombiana de Ciencias Físicas, Exactas y Naturales.

 

Comentarios