Catrecillo

Publicado el Ana Cristina Vélez

Objetos pequeños no tan bobos

Historia del peine | Blog CEAC Terapias e ImagenHay pequeños objetos que casi no percibimos, ya sea por pequeños, porque pensamos que son omnipresentes o porque hay muchos de ellos rodando por ahí. Existen características como las de ser chico, ser común y ser barato, que disminuyen el valor de lo que quizás es valioso. Las cualidades opuestas, como las de ser único o escaso, ser grande o ser caro les dan valor extra a los objetos que las poseen. Digamos que, un dedal, una peinilla, una cerilla, un gancho de pelo, un gancho de ropa, un clip, un tapón de corcho, una goma de borrar, están en la primera categoría, porque son objetos pequeños, comunes y baratos, pero, digámoslo, son IMPRESCINDIBLES.

Pequeños grandes inventos: el clip | OpenMind

Tendemos a pasar por alto aquello que siempre ha estado frente a nuestros ojos. Cuando en la mano cogemos uno de estos objetos ni lo observamos, porque nos parece tan simple en su forma, tan doméstico, tan familiar y tan de siempre, que tendríamos que hacer un esfuerzo para prestarle atención a sus cualidades. Además, cuando necesitamos uno de estos nimios objetos, y no lo tenemos, ocurre lo de siempre: apreciamos su importancia.

Antiguo clip portabilletes de gondola venecia - Vendido en Venta Directa -  26408745

El gancho de pelo es uno de ellos. En las telenovelas lo llaman “horquilla”. Cuando se está trabajando con la cabeza mirando hacia abajo, y el pelo se va hacia los ojos, es el momento de ponerse una “horquilla” para sujetar los mechones que no dejan ver. Sus usos son ilimitados. El que haya tratado de pasar un resorte o elástico por la pretina de una piyama sabrá que sin un objeto como este la tarea se complica (si usted lector no es colombiano, posiblemente usará otra palabra para referirse a estos objetos). Y lo que es especial de este objeto es que se conoce su inventor, Luis Marcus, americano y fabricante de cosméticos. Marcus se inventó estos ganchos para mantener el pelo en su lugar en un peinado conocido como bob, y los llamó bobby pin.

El dedal es otro. Sirve para no chuzarse los dedos al empujar la aguja, y se conoce desde hace siglos. Los egipcios los usaban, y los fabricaban de cuero. Se han encontrado dedales de hueso y también de bronce, y no siempre han sido considerados de poco valor, como hoy. En el siglo 18, los jóvenes de la nobleza se los regalaban a sus novias de la misma manera que se da una joya.

El clip es genial, tan simple, tan liviano, tan insignificante y tan necesario para agrupar las hojas de papel… Los más comunes son hechos de aluminio. El clip existe desde 1867. La primera patente fue concedida a un gringo, pero más adelante a un noruego, que también la solicitó, pues había hecho cambios en el clip (no se imagina uno qué cambios pudo haber hecho). En Latinoamérica tardó mucho en llegar, hasta 1911, porque se consideraba un objeto innecesario. Ahí está el asunto…

Origen del Tapón de Corcho - Invención | CurioSfera-Historia ✓

El tapón de corcho lo inventó nada menos que Dom Perignom. Suena a burbujas. Los corchos se hacen del alcornoque, cuya madera es muy especial, pues es porosa, impermeable, flexible, aislante térmicamente, químicamente inerte, no se pudre y es de muy baja densidad. Las células muertas de la madera del alcornoque están dispuestas en estratos sin espacio intracelular y, además, el volumen celular contiene un gas que llena el 89 % de la célula, por lo cual la densidad del corcho es tan baja.

Historia de la goma de borrar - Anécdotas de Secretarias

La goma de borrar o borrador se usa para eliminar los trazos del lápiz sobre el papel, sobre las paredes, sobre la ropa. Los borradores más comunes son de caucho. En la antigüedad se borraba con migas de pan o con piedra pómez. El caucho puro se daña, se corrompe; pero, una vez se inventó la técnica de la vulcanización, los borradores lograron la inmortalidad. He visto borradores con 70 años de viejos, amellados, pero en perfecto estado. Ahora existen borradores hechos de muchos materiales.

La peinilla, o peine, es un utensilio con púas que sirve para desenredad el pelo. Cuando no teníamos piedad por las tortugas, se hacían de carey. Uno no se imagina lo que sería nuestro pelo antes de la invención del peine. La mano con sus dedos puede servir de peine, pero de una manera muy burda. Con un palito y paciencia uno puede desenredarse el pelo, mechón por mechón, pero es mejor con varios palitos ordenados en fila e insertados en una banda maciza (que se llama forzal). La tarea de desenredar el pelo se volvió más fácil cuando se inventó el konzil (así se llamaba el único rinse o enjuague que vendían hace 50 años).

Piedra de obsidiana con bordes afilados

El cuchillo, lo menciono porque parece tan sencillo, y creo que es el instrumento más antiguo que existe en la cultura homínida. Una piedra con filo es un cuchillo. Sin cuchillos es durísima la tarea de extraer la carne de la presa, y separarla de la piel y de los tendones. El cuchillo reemplaza las garras y los colmillos de los que carecemos. Casi se puede afirmar, aunque no es preciso, que con el cuchillo empieza la cultura material.

OBSIDIANA - Usos y propiedades | MINERALES DEL MUNDO

Les dejo a los lectores la tarea de proponer otros utensilios como estos: que parecen bobos pero que son muy necesarios.

Comentarios