Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

Vida marzo 8

Por: Alexánder Bolívar (@alexbolivarf)

El ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus ha convocado a una marcha por la vida para el próximo marzo 8, la cual tiene la maravillosa coincidencia de ser también, el día de la mujer. A esta marcha invitó a dos de los representantes de diferentes corrientes políticas en Colombia, al senador Iván Cepeda del Polo y al senador Álvaro Uribe. Pero, como era de esperarse, Uribe ha dicho que no quiere asistir porque supuestamente esta marcha fue pagada por el gobierno de Santos y es para apoyar el proceso de paz y así apoyar al actual presidente, porque eso sí, no es capaz de admitir lo que ya todos sabemos, y es que a él lo que le suene a oposición o que vaya en contra de sus dogmas no merece respeto y hará todo lo que esté en sus manos para desprestigiarlo.

El ex presidente ya nos tiene acostumbrados a sus mañas y cómo quiere sabotear cualquier tipo de oposición. Lo que ocurrió en Antioquia en los 90 mientras hacía parte del congreso, cuando fue gobernador, y después, cuando llegó a la presidencia de la República desde donde se daban órdenes para interceptar, dígase espiar, ilegalmente los teléfonos y correos de la oposición, periodistas y jueces de algunas cortes. Recordamos también cómo promovió marchas en contra de las FARC, como la de hace 7 años, y la mayoría del país respondió. Pero a la hora de marchar a favor de las víctimas del paramilitarismo y crímenes de estado, se condenó e incluso se les tildó de apoyar al terrorismo, como lo hizo en su mandato y lo sigue haciendo a cualquier persona que no piense lo mismo que él.

Antanas Mockus durante toda su carrera política y académica, se ha dedicado a buscar la paz y ha querido que vivamos en un país con cultura ciudadana, y claro, por ser un político diferente ha sido víctima de burlas, insultos y calumnias. Pero igual seguimos eligiendo a los mismos corruptos y clientelistas que llevan años en el poder y no le aportan algo al país, al contrario, como lo es Álvaro Uribe, quieren hundir al país en una guerra eterna, la cual ellos saben, es su única propuesta política.

La marcha de este 8 de marzo propone apoyar la cultura, defender la vida y la paz. Y si allí también se apoyará el proceso de paz en La Habana, mucho mejor, pues estoy de acuerdo con él, como muchos ciudadanos de este país, porque ni la guerra ni la violencia son la solución.

 

Otra cosita: Aquí la historia de la semana del libro “Los hijos de los días” de Eduardo Galeano

Febrero 10

Una victoria de la civilización

Ocurrió al norte del río Uruguay. Siete misiones de los sacerdotes jesuitas fueron regaladas por el rey de España a su suegro, el rey de Portugal. La ofrenda incluía a los treinta mil indios guaraníes que allí vivían.

Los guaraníes se negaron a obedecer, y los jesuitas, acusados de complicidad con los indios, fueron devueltos a Europa.

En el día de hoy de 1756, en las colinas de Caiboaté, fue derrotada la resistencia indígena.

Triunfó el ejército de España y Portugal, más de cuatro mil soldados acompañados por caballos, cañones y numerosos ladrones de tierras y cazadores de esclavos.

Saldo final, según los datos oficiales:

Muertos indígenas, 1723.

Muertos españoles, 3.

Muertos portugueses, 1.

 

Esta y otras columnas podrá leerlas en www.bajolamanga.co (@bajo_lamanga)

Comentarios