Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

¿Un mundo humano?

Por: DANIEL YEPES NARANJO (@yepesnaranjo)

“Creo en los cafés, en el diálogo, en la dignidad de la persona, en la libertad. Siento nostalgia, casi ansiedad de un Infinito, pero humano, a nuestra medida”

Ernesto Sabato

Imposible no creer en la imposibilidad de que lo que nos afecta y ha afectado durante años cambie cuando el mundo entero pareciera encontrarse frente a un callejón sin salida.

Aunque ciertas cifras digan lo contrario, tengo la percepción de que, cada día, las cosas empeoran. La humanidad pareciera caminar de frente hacia el abismo, no hemos aprendido a vencer el pánico a la diferencia, no hemos construido formas de asociación en las que todos nos beneficiemos, se nos ha dificultado el diálogo y la razón pareciera haber abandonado por completo cualquier propuesta de solución a las crisis que enfrentamos.

“El remordimiento es una forma ética de pensar” dijo también Cioran.

Hasta hoy, martes en la noche, momento en que escribo esta columna, van 600 víctimas palestinas a manos del Ejército Israelí y 29 israelíes a manos de Hamas.

¿Alguien sabe por qué están peleando? Estamos tan mal que esta pregunta tiene múltiples respuestas, cuando no debería haber ninguna. La guerra es tan absurda que ante este tipo de preguntas solo debería seguir un largo silencio.

El patrullero Ronald Ruíz perdió a su pequeña hija de 3 años cuando las FARC lanzaron una granada en su contra. Es que estamos negociando en medio del conflicto dirán algunos…

“Llevo luto desde que nací, luto por este mundo” dijo Cioran.

Perdimos el sentimiento de dolor por lo que le sucede al otro. Hemos alcanzado una deshumanización profunda que nos tiene adormecidos en la rutina de lo macabro.

Rebeldes prorrusos derriban avión de Malaysian Airlines con 298 personas a bordo. ¿Por qué? Por favor, silencio…

“La sed de absoluto es el fundamento de la condición humana” dijo Vargas Llosa

…un Infinito, pero humano, a nuestra medida… ¿Estamos cerca de alcanzarlo? ¿Estamos, quizás, buscándolo?

Despertar cada mañana no puede contar de antemano con la impunidad de llegar a casa en la noche y no haber hecho nada por comenzar a buscar ese Infinito, ese Absoluto, y volver a despertar cada mañana…

Sin cambiar la cotidianidad de alguien no podemos volver tranquilos del día a día.

Pasar la vida como si este fuera el primer intento de muchos otros es absurdo. La responsabilidad con ella es ahora, ya. Bien nos dijo Sabato: para alcanzar la eternidad, hay que ahondar en el instante.

Nos sumimos en un miedo profundo que empezamos a llamar resignación y terminamos rotulando como indiferencia. Nada no toca. Seguimos preocupándonos por la muerte, lejana, cuando esa muerte nos alcanzó hace rato; llegó cuando teníamos los ojos bien abiertos para notarla en nosotros. Y entre vivos biológicamente y muertos espiritualmente, empezamos a sobrevivir.

“Lo más importante no es mantenerse vivo, sino mantenerse humano” no enseñó George Orwell, y esa humanidad exige de nosotros voluntad para cambiar el individuo, por omisión violento, que permite que todo pase con la frigidez en el rostro de los mismos asesinos a los que tememos.

Comentarios