Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

«La legalización de las drogas nos ahorraría sangre, lágrimas y plata»

Daniel RaisbeckENTREVISTA BAJO LA MANGA (@bajo_lamanga)

Daniel Raisbeck es un joven conservador muy particular. Tataranieto de un soldado británico que luchó junto a Simón Bolívar durante la Guerra de Independencia, se describe a sí mismo como un liberal clásico o libertario. A sus 31 años este políglota y Doctor en Historia, se presenta como candidato a la Cámara de Representantes por el Partido Conservador en Bogotá, para impulsar básicamente la libertad en todo sentido: en la economía, la política y la sociedad. Charlamos con él, y esto fue lo que nos contó:

BLM: Daniel, cuéntenos ¿quién es usted?

DR: desde hace dos años soy el Director del Archivo Histórico, o la Biblioteca Antigua de la Universidad del Rosario, en la cual manejo más de 8000 volúmenes, la mayoría en latín donde hay desde incunables, libros del siglo XV hasta el siglo XIX, manuscritos de la historia de la universidad, de la historia de Colombia, etc. Soy historiador de profesión, enseño latín, griego antiguo e historia; esto porque estudié Lenguas Clásicas (latín y griego), Alemán e Historia Antigua durante 10 años, becado. También hice un Doctorado en Historia del Imperio Romano, ya terminé mi tesis y estoy en espera de mi defensa; esto lo estudié en Estados Unidos, también becado. Es decir, desde este punto de vista yo vengo desde la Academia. Por otra parte yo nací en Bogotá, crecí en Bogotá y en este momento me encuentro comprometido con mi novia.

BLM: ¿cómo fue su vida en Bogotá? ¿quién es su familia?

DR: bueno, mi abuelo llegó a Colombia de Escocia en 1930 más o menos, él era protestante presbiteriano y se casó con mi abuela que también era presbiteriana, aunque ella era colombiana descendiente de escoceses; el primer escocés de mi familia llegó a Colombia en la Guerra de Independencia; Bolívar en el ejército tenía una legión de mercenarios británicos, y mi cuarto tatarabuelo era uno de ellos, un escocés que se quedó acá y fundó, creo, la primer Iglesia protestante en Colombia. Y mi papá nació acá, mi mamá también es colombiana y yo me crié en ese ambiente protestante. Terminé luego mi colegio en Estados Unidos, aunque siempre tuve un contacto muy cercano con Colombia a través de mi familia y mis amigos, pensando siempre en regresar; venía también muy a menudo.

BLM: ¿usted es protestante?

DR: bueno yo he tenido una confusión; porque mi papá es protestante, mi mamá es católica y pues uno termina casi siempre con la religión de la mamá, hice la primera comunión… todo el cuento; pero hay muchas cosas de la Iglesia católica que no me gustan como la infalibilidad del Papa y ese tipo de cosas que me parecen absurdas, aunque hay lazos que me mantienen ahí; por ejemplo me gusta la misa en latín, tal vez porque me gusta el latín. Pero si me preguntas que cuál es mi religión, es muy difícil responder esa pregunta, me gusta un poco de ambos mundos.

BLM: su carta de presentación es que usted es libertario ¿qué significa eso?

DR: ser libertario son mis ideas políticas; en primer lugar por mi familia, que es anglosajona, y el liberalismo conservador, que llaman libertario, es anglosajón. Hayek, en un ensayo muy famoso que escribe llamado “Por qué no soy un conservador” explica por qué él es un liberal, aunque no le gusta el término liberal; en Colombia y en Estados Unidos ser liberal ha tomado otro significado, como el Partido Liberal, que en realidad no es liberal clásico. Hayek se describía entonces a sí mismo como un “wig” refiriéndose al liberal británico; de cierta manera hasta por ósmosis esas son mis ideas y uno viviendo en Estados Unidos y viendo a políticos como Ron Paul, o el hijo Rand Paul y también en Gran Bretaña políticos libertarios que hay en el Partido Conservador pues uno termina sintiéndose afín a ellas. Yo decidí lanzarme a la política, no buscando un puesto; yo trabajo en la Universidad del Rosario, me gusta mucho mi trabajo, no quiero ser funcionario ni viceministro ni nada; mi decisión fue básicamente porque en ningún partido, ningún político representa mis ideas. A mí me hubiera gustado ver un político y decir: ¡yo lo apoyo!, ¡yo le ayudo!, pero es que no había ninguno; y se me presentó esta oportunidad, y al fin y al cabo lo que a mí me interesa es representar estas ideas. Algo muy interesante, es que creo que estamos causando impacto. Hoy salió la campaña en Publimetro como “El Conservador que quiere legalizar la droga”; creo que este es el momento para debatir justamente eso. Hace unos meses yo hubiera pensado que era el único que pensaba ésto, o quizás a nadie le interese por la tradición hispánica, pero he estado sorprendido por el apoyo que he tenido en redes sociales, de estudiantes, en las universidades.

BLM: ¿qué hace un libertario en el Partido Conservador? ¿por qué el Partido Conservador?

DR: los libertarios en Inglaterra y en Estados Unidos están dentro de los partidos conservadores. Uno ve a Ron Paul en el Partido Republicano o Daniel Hannan en el Partido Conservador británico, lo que denota una afinidad entre conservadores y liberales clásicos. Pero si uno ve el conservatismo colombiano, uno ve es ideas del conservatismo hispánico, católico, todo eso. Yo miré todos los partidos y el Partido Liberal, no es Liberal, es miembro de la Internacional Socialista, desde los 90´s y ellos siempre quieren más intervencionismo estatal, etc. Por ejemplo: ahí está Piedad Córdoba (risas), y no creo que ese sea el lugar para el liberalismo clásico. Uno mira los otros partidos y lo que ve es caudillismo: Cambio Radical es un partido que le pertenece a Germán Vargas Lleras, en ese partido, si uno critica a Vargas Lleras, le muestran ahí mismo la puerta de salida en cuestión de segundos; la U es el partido de Santos pese al nombre, y después está el Uribe Centro Democrático que es también caudillista; y por el lado de la izquierda está el POLO y los Verdes que ahora se aliaron con los Comunistas, y eso ya es otro cuento diferente. En últimas, yo vi al Partido Conservador como algo interesante, porque es extremadamente descentralizado, uno no sabe quién está a cargo; yo lo veo como a Alemania en la edad media, una cantidad de principados y de feudos y no hay ninguno que sobresalga, entonces yo vi ahí la posibilidad de crear un movimiento, ala libertaria dentro del Partido Conservador; además tuve el acercamiento con el senador Juan Mario Laserna quien creo comparte mis ideas hasta cierto punto, sin ser un libertario en el sentido más puro, y además tiene una excelente formación, de primer nivel, y me gustaría ver a más personas como él en el Congreso; en síntesis esta fue la oportunidad perfecta para mí.

BLM: en concreto ¿cuáles son sus propuestas? ¿con qué programa se presenta a las elecciones?

DR: mi propuesta tiene tres ejes; la primera es libertad económica, que es una propuesta para facilitar la creación de empresa y la creación de empleo; en Colombia aún hoy es extremadamente difícil la creación de empresa, tiene muchos trámites. Según el Banco Mundial, uno en Colombia se demora 15 días simplemente para registrar un negocio, y requiere 9 o 10 trámites; esto es algo excesivo. En los países que están compitiendo en el mundo, uno se demora máximo 2 días en registrar su negocio, y la diferencia frente a los tiempos excesivos en Colombia es lo que conduce a la informalidad. También creo que los impuestos a los pequeños empresarios y medianos empresarios son demasiado altos y creo que la ley de primer empleo no ha hecho prácticamente nada para solucionar este problema, porque mejora el problema temporalmente, pero al cabo de 3 o 4 años los empresarios ya están pagando la totalidad de los impuestos; para mí el criterio no debería ser hace cuánto se creó la empresa sino cuánto está facturando. Colombia y ciudades como Bogotá y Medellín tienen un potencial enorme, sobre todo en la prestación de servicios. Tiene que ser más fácil crear empresa y crear empleo formal. Todos estos trámites son los que crean informalidad; en Bogotá el 46% de las empresas son informales, una cifra astronómica, lo que impide tener acceso a los créditos de los bancos que les permitan crecer. Hay que liberar aun más la economía, no sólo a las grandes inversiones sino sobre todo facilitar a los empresarios crear empresa. En libertad política, la educación pública es muy importante. Colombia se ubicó en la prueba PISA en el puesto 62 entre 65 países, y esto es inaceptable; la gran culpa de esto es del Estado: mala contratación de maestros y malos sindicatos, que impiden un sistema flexible y eficiente. Gente de todas las tendencias piden incrementar los recursos a educación, cuando el año pasado ya la educación pública fue la partida más grande del presupuesto (24,8 bn); para mí no es cuestión de gasto sino de eficiencia, y la solución es apoyarse más en el sector privado. Hay un programa muy exitoso en Bogotá llamado “Colegios en Concesión” iniciado por Enrique Peñalosa qur son proveedores privados que prestan una educación pública, manteniendo la gratuidad, con resultados asombrosos en las pruebas SABER o ICFES. Este programa que beneficia es a estudiantes de bajos recursos, está en peligro porque el alcalde Petro no quiere renovar los permisos que se vencen a final de este año. Mi propuesta es: primero salvemos estos 25 colegios en riesgo que funcionan muy bien y creemos un modelo basado en los colegios en concesión a nivel nacional, donde los padres puedan escoger el colegio de sus hijos; poner a competir a los colegios. El tercer eje es la legalización de las drogas, hay que dar este debate de legalizar las drogas porque nos ahorraría mucha sangre, muchas lágrimas y mucha plata.

BLM: estuvo en la Convención Conservadora, ¿qué pasó allí?

DR: yo fui como invitado, no podía votar, pero asistí. En primer lugar yo no tenía ni idea cuál iba a ser el resultado. Según los medios, la alianza con Santos iba a ganar; pero apenas uno llegaba al centro de convenciones, se daba cuenta que las bases del partido se oponían a Santos, y querían candidato propio. Yo quiero un Partido Conservador que represente ideas y principios, no asociado sólo en contra del aborto y el matrimonio homosexual, y la verdad no me gusta eso. Quiero un partido que represente la libertad. Los discursos de Leyva y Victoria no me impresionaron, fueron de caudillo del siglo XIX; Marta Lucía da unos discursos excesivamente tecnocráticos y no cautiva al público, pero aún así yo la apoyo siempre y cuando mantenga su independencia frente al uribismo; así como quiero una independencia frente a Santos, quiero una independencia frente a Uribe. Me gusta que nuestra candidata sea mujer, estamos listos para tener una Presidente mujer. Es una mujer preparada y honesta.

BLM: ¿cuál es su opinión frente a la situación de Colombia? ¿optimista o pesimista?

DR: yo soy un optimista, el potencial de Colombia es inmenso. El crecimiento de la clase media es algo increíble, la cantidad de extranjeros que vienen al país, Bogotá es cada día más una metrópolis. En el campo de los servicios tenemos mucho potencial, sobre todo porque Bogotá es una ciudad cosmopólita; hay que explotar esa ventaja. Colombia debe volverse un centro de empresas enfocada en los servicios. Europa está en declive, y el futuro del mundo está en Asia y América Latina; hay que aprovechar la costa del pacífico. Se necesita también gran liderazgo político.

BLM: y frente a América Latina ¿cuál es tu opinión?

DR: no quisiera inmiscuirme en problemas de otros países, pero creo que el mayor problema no es que Venezuela exporte el Socialismo del siglo XXI, sino que por compararnos con la catastrófica situación de Venezuela creamos que todo va bien acá en Colombia y no hay nada que mejorar. Nosotros tenemos que apuntarle a ser un país líder en el mundo. No solamente ser mejor que Venezuela ni que Argentina, que es otro país con un manejo desastroso de su economía. Tenemos que crecer más del 4% que crecemos actualmente, y sobre todo ser capaces de crecer desde abajo, no apuntándole sólo al gran capital sino fomentar al pequeño emprendedor colombiano, creándole oportunidades para que crezcan y generen empleo y poder construir una sociedad de clase media. No debemos ser tampoco un país basado exclusivamente en la exportación de petróleo y carbón.

BLM: para terminar ¿usted apoya El proceso de paz?

DR: apoyo totalmente el proceso de Paz. Tenemos que parar de producir víctimas. La paz sería una gran noticia para todos los colombianos, así no se desmovilicen todos los guerrilleros. Sería también una gran victoria militar y nos ahorraría mucha sangre y recursos. No me gusta eso sí, que el proceso de paz se lleve a cabo en La Habana ni que Venezuela se inmiscuya allí. Me hubiera gustado que el proceso de paz se llevase a cabo en otro lugar, sin Cuba ni Venezuela.

 

Ésta y otras entrevistas puede leerlas en www.bajolamanga.co (@bajo_lamanga)

Comentarios