El Río

Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

Gobierno Nacional adopta medidas para promover ahorro de agua potable

El pasado viernes 10 de agosto entró en vigencia la Resolución CRA N°695 de 2014 para multar a aquellos  hogares y establecimientos comerciales que desperdician agua potable.

sequia

A orillas del río Bogotá, Cuenca Alta/ Foto: Natalia Gónima

Como respuesta a la temporada de sequías que atraviesa el país, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, y la Comisión de Regulación de Agua Potable (CRA) anunciaron que aquellas familias que hagan  un consumo excesivo de agua en sus hogares o establecimientos comerciales pagarán tarifas más altas.

Según el IDEAM, durante el primer semestre del año 2014, las lluvias han disminuido de forma notoria en la región Caribe y Andina situación que ha ocasionado una disminución en el nivel de agua las fuentes abastecedoras del recurso hídrico.

Por esta razón “la medida comenzará a funcionar inicialmente en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cesar, el  occidente de Cundinamarca, La Guajira , Magdalena, Norte de Santander, Quindío, Santander, Risaralda y Tolima como una acción para ahorrar agua e invitar a los ciudades a tener un uso adecuado de este líquido que ya escasea en varias zonas del país”, dijo el Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao Cardona.

La resolución consiste en cobrar los metros cúbicos de más al doble de la tarifa regular con el fin de que los usuarios disminuyan su consumo de agua potable y se abstengan de derrocharla en actividades como lavar el carro y quedarse mucho tiempo en la ducha.

Según Henao, por familia en clima cálido se consumen alrededor de 16 metros cúbicos, “se cobrará el doble cuando se consuman a partir de 32 metros cúbicos”. En clima templado el consumo promedio son 14 metros cúbicos por familia “y se empezará a cobrar el doble cuando se consuman alrededor de 27 metros cúbicos por familia”. En clima frío como Bogotá, que está por encima de 1.000 metros “el consumo normal es alrededor de 13 metros y se les cobrará el doble cuando consuman más de 26 metros cúbicos por familia”.

Además, se le solicitará a las empresas prestadoras del servicio de acueducto un plan inmediato para disminuir las fugas de agua pues en ocasiones para transportar dos litros de agua potable en su recorrido se pierde uno.

Según el Ministro Henao Cardona “Aquellos que derrochen agua tendrán que pagar una tarifa más alta, de resto, las tarifas seguirán siendo estables y subsidiadas para los estratos más bajos”. La medida no aplica para los inquilinatos, las entidades clasificadas como de servicio especial y los hogares comunitarios de bienestar o sustitutos y. Los recursos recaudados con esta medida irán al Fondo Nacional Ambiental.

Bogotá debe prestar especial atención sobre este tema teniendo en cuenta que el 15 de mayo de este año, la Corporación Autónoma Regional (CAR) anunció una escasez de agua en los embalses del Neusa y el Sisga que reportaron un 50% de su capacidad total. Estos embalses hacen parte del sistema que abastece de agua a nueve millones de habitantes de Bogotá y municipios aledaños. Aníbal Acosta, gerente del proyecto FIAB de la CAR, cree que la única solución es que los bogotanos hagamos un uso razonable del agua ahora que se viene el fenómeno del niño en en este semestre y en el primer semestre del año entrante.

dddd

 A orillas del río Bogotá, vía Cota/ Foto: Natalia Gónima

Lecturas recomendadas: 

 

Bogotá podría enfrentar crisis de agua en diez años

 

Investigadores de la Universidad Central y la Universidad Jorge Tadeo Lozano concluyeron que el sistema de abastecimiento de agua es insostenible en Cundinamarca.

Este domingo comienzan a regir sanciones para quienes desperdicien agua

Se trata del doble del precio habitual de cada metro cúbico para los que sobrepasen el promedio.

Comentarios