El Río

Publicado el Blog El Río

[Galería] La ‘mutación histórica’ del río Bogotá en 7 Gifs satelitales

Navegamos a través del archivo histórico de Google Earth y, por medio de fascinantes ‘timelapses’ satelitales, documentamos los dramáticos cambios que ha sufrido el afluente capitalino en diferentes puntos de sus tres cuencas.

portadagifs


bannerPor: César Andrés Rodríguez Garavito
Periodista Blog El Río

“Tenemos la tendencia a mirarlo todo como un producto terminado, no como un proceso del cual, desafortunadamente, sólo hemos de vislumbrar un instante: decenas de años frente a miles de millones.”Julio Carrizosa.

Bien dicen los científicos e historiadores que el lecho de un río es aquel que resguarda la compleja historia de una civilización en la profundidad de sus aguas.

Hoy en día, el río de los capitalinos es una huella indeleble que exhibe al mundo el paso de una sociedad dinámica, en constante desarrollo e indiferente con sus recursos naturales. Aparte de cargar con la contaminación, el uso desmedido y el olvido histórico de las instituciones, el río también soporta un estigma social que se ha arraigado con el paso de los años en la mente de los bogotanos.

Tal como lo diría el académico Julio Carrizosa: “los bogotanos creemos conocer nuestro río y tener el derecho a denigrar de él cuando apartamos la vista de sus espumas o nos cubrimos la nariz para no aspirar su hedor temiendo ofender nuestros sentidos y no pensamos ni hacia atrás, ni hacia adelante, ni en el espacio, ni en el tiempo”. Al parecer, los colombianos hemos olvidado que siglos antes del ‘río-cloaca’ había un lago majestuoso, que siglos antes había sido un mar (Caribe) el cual, desde el periodo Tríasico (hace más de 115 millones de años), condujo a la creación de la cordillera oriental y posteriormente al nacimiento de la gran sabana del altiplano Cundiboyacense.

El paso del tiempo se ha hecho evidente en los estragos contaminantes que aún fluyen libremente por las tres cuencas del río Bogotá. Sin embargo se ha hecho invisible ante la sociedad pues los avances en los proyectos de descontaminación de sus aguas, hasta la fecha, son insatisfactorios. Por fortuna, las herramientas tecnológicas de nuestra época, nos brindan la oportunidad de explorar el mundo y navegar a través del tiempo con un click para documentar, año tras año, las dramáticas variaciones cromáticas del río, el uso de sus suelos, las transformaciones de sus llanuras de inundación, la deforestación de la ronda del afluente y el progresivo crecimiento poblacional que ha dado lugar a la ocupación e invasión de gran parte de su cauce.

En ésta oportunidad generamos 7 gifs satelitales que evidencian el deterioro progresivo del río  y sus transformaciones en distintas zonas de influencia de sus tres cuencas, como una herramienta didáctica que permita a sus beneficiarios conservar la memoria histórica del afluente y concienciar a las nuevas generaciones sobre el impacto que se puede generar con el paso del tiempo.

Cuenca Alta

(Puente del Común – Chía: Entrada a Bogotá)unisabanauno

El archivo histórico revela los evidentes cambios en el uso de los suelos y la deforestación del borde del cauce ribereño, generados en un periodo de 7 años. Además evidencia el desarrollo de las obras de mitigación de inundaciones por parte de la Universidad de la Sabana, a causa de la temporada invernal de 2011 que fragmentó el jarillón del río Bogotá y anegó gran parte de su estructura.

Cuenca Media

(Desembocadura Río Salitre [Juan Amarillo] – Bogotá: PTAR Salitre)averelgif

En un periodo de 7 años, las imágenes satelitales lograron documentar el crecimiento exponencial del Barrio Lisboa* (Suba – Noroccidente de Bogotá) lo que  provocó la progresiva invasión de las llanuras de inundación del río y la aparición de especies acuáticas invasoras, además de un aumento considerable en los vertimientos contaminantes que fluyen hacia la planta de tratamiento. También es posible observar el cambio en el uso del suelo que provocó la expansión de los centros empresariales cercanos al río.
*(Ver: ¿Qué pasó con los desalojados del borde del río Bogotá?)

(Desembocadura Río Fucha – Bogotá: Barrio Fontibón)fuchagiftres

Quizás una de las zonas con más alteraciones en los últimos 10 años. El archivo muestra la creación y desarrollo del canal de Cundinamarca que comenzó a transportar desde el 2008 las aguas lluvias del suroccidente de la ciudad, el cual provocó una dramática reducción en la vegetación ribereña de la zona.  Así mismo los dramáticos cambios de color en las aguas del río evidencian la crisis tóxica que han generado durante años los vertimientos de desechos químicos industriales y el desbordado crecimiento poblacional de los barrios de la localidad de Fontibón.

(Desembocadura Río Tunjuelo – Soacha: Cundinamarca)tunjuelogifcuatro

En menos de 8 años el cauce del río sufrió diversas alteraciones en la zona sur de la capital colombiana. La explotación productiva de la zona rural de La Chucua (Kennedy), la diversificación del uso de los suelos en las zonas ribereñas, la contaminación ocasionada por los vertimientos de grandes frigoríficos, el impacto visual que durante años han generado las curtiembres del Barrio San Benito (aguas arriba del Tunjuelo)  y el desarrollo comercial de los barrios aledaños causaron un impacto severo en el cauce del río Bogotá.

(Embalse del Muña – Sibaté: Límites con Bogotá)munagifcinco

Las imágenes registran un periodo de 7 años en el cual se evidencia el proceso de contaminación, bombeo y funcionamiento del embalse provocado por las altas cargas tóxicas de aguas servidas que llegan desde Bogotá. También es posible observar los procesos de ampliación Eternit (fábrica comprometida en la polémica por el uso de la fibra de asbesto cerca al río y al municipio de Sibaté) y la invasión de llanuras de inundación provocada por el crecimiento poblacional del municipio de Soacha.

Cuenca Baja

(Charquito – Sibaté: Compuertas de Alicachín)charquitogifseis

Desde el año 2010 se ha registrado una considerable reducción en las famosas “aguas espumosas” del Charquito que observaron los turistas durante años en su camino hacia el Salto de Tequendama, además de alteraciones en el paisaje ribereño. Lo anterior debido a los trabajos de adecuación hidráulica de la CAR y al avance de las entidades departamentales en el proyecto de descontaminación del río. Las imágenes revelan también el proceso de bombeo del río desde la zona norte, su paso por el embalse del Muña (margen inferior derecho) y su vertimiento vía occidente hacia el Tequendama.

(Desembocadura en el Río Magdalena – Girardot: Cundinamarca)gifsietegirardot

Aunque el archivo histórico de la zona solo data del año 2012, es posible evidenciar un cambio positivo en “la herida de muerte” que el Bogotá le ocasiona al Magdalena (es decir, el hilo de agua contaminada y negruzca del primero que se vierte por la margen izquierda del segundo) y el crecimiento poblacional de las zonas aledañas del río de los municipios de Flandes y Girardot.

Si quiere contactarse con nosotros escríbanos a: [email protected]
Twitter: @BlogElRio @Pau_erre

Comentarios