Publicado el Jorge E. Pacheco

Vivir o sufrir con metrolínea, pero no morir

image_1348672771602666.jpgLos más románticos dirán que en un bus Igsabelar dieron su primer beso. Otros recordarán el día en que conocieron la ciudad dándole la vuelta completa. Atribuirán a los mayas el retiro de la ruta, pues era “la que pasaba por todos lados y nos servía a todos”. Extrañarán el gusto musical... Ver post completo.