Publicado el Dixon Acosta Medellín (@dixonmedellin)

El ladrón de libros, un delincuente venial

tbt_wallpapers_var_a_1920x1200Cuando contaba once años de edad, me programaron en el colegio para hacer la primera comunión, aquella ceremonia que me inscribiría como católico practicante. En el curso de preparación, si algo me quedó claro es que para recibir la primera hostia sagrada, debía confesar algún pecado. La definición... Ver post completo.