Publicado el Jorge E. Pacheco

La extrañaba tanto, tanto la quería

Captura.jpgLa extrañaba tanto, tanto la quería, que compró el desodorante que usaba para recordar su olor. Siempre las manos ocupadas: en una el celular, en la otra el recipiente. Cerraba los ojos y lo aspiraba con fuerza una, dos, tres veces; entre los olores primaverales aparecía ella. Radiante. Suave.... Ver post completo.