Publicado el El Espectador, Dejusticia y Patrimonio Natural

El Río Bogotá, no más excusas para no salvarlo

Aunque la mayoría lo ignore, la contaminación de sus aguas (generada por nosotros mismos) termina ensuciando los alimentos que consumimos y poniendo en riesgo nuestra salud. Esta es la primera entrada de un blog que pretende abrir una conversación sobre la necesidad inaplazable de recuperar el río... Ver post completo.