Así controlé el cáncer

Publicado el

JOHAN CRUYFF Y EL CÁNCER DE PULMÓN

«En mi vida he tenido dos grandes vicios: fumar y jugar al fútbol. El fútbol me lo ha dado todo en la vida, en cambio, fumar, casi me lo quita», testimoniaba el desparecido jugador holandés, al tiempo que le daba una patada a un cajetilla de cigarrillos, en un anuncio para una campaña  dirigida a desalentar el hábito de fumar en Cataluña.

En 1991, abandonó  el cigarrillo tras sufrir una insuficiencia coronaria  por lo que tuvo que pasar por una operación a corazón abierto.

El técnico de fútbol es un oficio que tipifica el estrés en una de sus formas más dramáticas. En una entrevista realizada en el 2014, Cruyff afirmó: “No tengo estrés”; “no he fumado nunca más”; “he visto operaciones de todo tipo…esto surgió un día en que un amigo me dijo: ¿y si el doctor se equivoca de rodilla?”. Estas declaraciones surgían de alguien a quien la muerte le había mostrado la tarjeta amarilla.

En octubre de 2015 anunció que tenía cáncer de pulmón. Meses después expresó que iba ganado el partido contra el cáncer  2- 0. No se sabe en qué momento se empató el juego, pero sí que el pitazo final a favor del cangrejo fue el Jueves Santo más reciente

El de pulmón es la primera causa de muerte por cáncer en el mundo. El cigarrillo es el factor principal de este cáncer, uno de diez fumadores lo desarrolla. Se suele diagnosticar tarde porque los síntomas son parecidos a los que muestra un fumador habitual.  Esta enfermedad, además de ser más frecuente en hombres y fumadores, suele afectar a personas entre los 60 y 70 años. A  Johan Cruyff  la muerte lo encontró a los 69 años.

Los personajes icónicos como: Cruyff, Bogart, Cortázar, entre otros, han motivado a muchas personas a imitar sus maneras de liar o sostener un cigarrillo, ignorando que este contiene sustancias con capacidad de iniciar o promover los cambios necesarios en el organismo para generar un cáncer.

La imitación a veces se acompaña del mito: “yo fumo, pero con el deporte limpio mis pulmones”, o con la justificación con frases fabricadas como las de Joaquín Sabina: “escribir sin fumar es inhumano, vivir sin fumar es inhumano”. Inhumano es la muerte diaria de doce colombianos a causa del cigarrillo; inhumano es el vació que Cruyff dejó en su esposa Danny y sus hijos.

 

Comentarios