Bernardo Congote

Publicado el

Nadie tiene «la verdad» sobre Gaza

Sobre la invasión de Gaza nadie sabe verdad alguna.[i] Esta sería la única verdad. Por lo que al respecto sólo cabría especular.

Para ir algo lejos, en Gaza el mundo todavía estaría pagando los costos que quedaron pendientes desde la Segunda Guerra.

Los británicos, administradores de una colonia judía en territorio palestino cuando terminó esa guerra, sí que tienen acciones en el problema. ¡Pero sólo les preocupa cuidar el cáncer de su rey!

Esa relativa indiferencia desnudaría que el autogol que se hicieron al huir de de la Unión Europea (“Brexit”), les dejó con muy poco protagonismo geopolítico.

Ello habría llevado a que lo de Gaza se reduzca, gravemente, a lo que hagan o deshagan Washington y Tel Aviv directamente. E indirectamente, a lo que hagan o deshagan Irán, los países árabes y alguno que otro europeo.

Pero en Estados Unidos las cosas están del tipo “¡que entre el diablo y escoja!”. Los republicanos y los demócratas están divididos hacia adentro y hacia afuera.

Por una parte, los republicanos divididos entre trumpistas fanatizados por reelegir a un ciudadano con más de 90 causas abiertas en estrados judiciales, y las minorías que siguen a Nikki Haley hasta donde le alcance la plata.

Y están divididos los demócratas, incapaces de saber quién va a ser el contrincante de Trump este noviembre.

Las especulaciones favorecerían, entonces, a Benjamín Netanyahu. Pero ¿Bajo qué consigna? ¡Que mueran Sansón y todos sus filisteos!

Haber convertido su “venganza” contra Hamas en el asesinato aleve de más de 30.000 gazaties, amenaza que Israel pierda lo que habría amasado a su favor antes del 2023.

Sobre todo la aceptación de su causa.[ii] En Israel no confían hoy sus antiguos enemigos iraníes; tampoco sus potenciales aliados en los países árabes; y menos buena parte de sus “amiguis” gringos.

Insistiendo en devastar a Rafah después del próximo 10 de marzo, el cabecilla israelí delira con la pesadilla de ocupar militar y administrativamente todo el territorio que comenzó a devastar desde Octubre 2023.

Pero ¿qué les pasará a los judíos cuando les respiren en la nuca los dos millones de palestinos sobrevivientes que habrá dejado hacinados contra las fronteras de Gaza?

¿Acaso no quedarán en manos de las guerrillas libanesas, jordanas e incluso yemenitas? ¿Y también de los sobrevivientes de Hamas?…

Los «terroristas» que iban a ser borrados del mapa por Netanyahu, no lo han sido. Y casi la mitad de los rehenes que, dijo,  iba a rescatar sí o sí ¡tal vez los recoja muertos!

El 7 de Octubre pasado Netanyahu se lanzó a una venganza que tenía, dijo, dos grandes objetivos. Pero pasados cuatro meses inenarrables, no ha logrado alguno.

Congótica. Algún pensador antiguo se hizo dueño de esta máxima: Cuando te lances a una venganza, cava dos tumbas.

Congótica 2. Prohibido por la politiquería utilizar hoy por hoy el calificativo FRACASO, ¿Cómo se llamará lo de Netanyahu? ¿Una pilatuna? ¿Un éxito religioso? ¿Una reivindicación de la raza ( ) judía? ¿ Una babosada?

[i] https://www.voltairenet.org/article220486.html   Feb 27, 2024

[ii] https://www.nytimes.com/2024/02/27/opinion/israel-gaza-peace-thomas-friedman.html

 

Comentarios