Bernardo Congote

Publicado el

¡Eureka! ¡Encontré un Colombiano Rico!

Desinflado por el lastre que significan nuestros platudos, el universo me puso por delante a David Vélez. Casi el mismo día en que salió el blog “Colombia: ¿Una PLATOCRACIA menesterosa?”, Vélez fue entrevistado por El Tiempo. [i]/ [ii]

Paradójicamente, en el mismo cuadro del blog donde aparecen nuestros cuatro reyes magos como los más platudos de Colombia, figuraba en segundo lugar este joven de 40 años, nacido en Antioquia pero expulsado del país por la violencia cuando apenas tenía 9.

Según FORBES, individualmente Vélez sería el segundo colombiano con mayor patrimonio (USD$5.200 millones) pero, sumando los patrimonios Santodomingo, él ocuparía un tercer lugar.

Pero si, como sería interesante, creáramos el escalafón de LOS MÁS RICOS de Colombia, probablemente Vélez ocuparía el primer lugar.

Este probablemente el rico número uno de Colombia, cumpliría con varias de las condiciones establecidas -con cierta arbitrariedad por supuesto-, para ser rico en una sociedad como la nuestra.

“La riqueza es holística. Cooperadora. Contributiva. Creativa. Industriosa. Impulsa políticamente.”[iii]

Chocado por los tropiezos que tuvo para abrir una cuenta de ahorros en su país residencial, Brasil, hace diez años Vélez se hartó de que – como también ocurre en Colombia -, aquel banco común y corriente lo hiciera “sentir como si fuera un criminal”.

También en Colombia la banca en general es decadente porque refleja una socioeconomía basada en la repartición de privilegios sin exigir a cambio responsabilidad alguna.

Aquí se usa que algunos platudos patrocinen politiqueros que, luego, les devuelven favores mediante contratos o exenciones estatales. (¡O sea, que ambos se pagan con nuestros impuestos!).

El banquero Vélez- creador del primer banco digital del mundo-, se educó cuidadosamente como matemático en Alemania y luego se hizo Magister en Ingeniería en los Estados Unidos.

Y comenzó trabajando como empleado de Morgan Stanley, General Atlantic y Sequoia Capital – impulsora al final de su banco NUBANK-.

En sólo dos años su empresa alcanzó dos millones de clientes y hoy cuenta con más 34 millones de clientes en Brasil, México y Colombia, siendo el sexto banco más grande de Brasil con una plantilla de más de 2.700 cooperadores.

Y decidió regresar a Colombia

“… para crear ese impacto positivo que desde niño siempre anhelé para mi patria. (Regresó) para intentar contribuir con un granito de arena en la construcción de este país tan hermoso, tan cálido y tan querido”, afirma Vélez.

Señoras y Señores: ¡Este ciudadano del mundo, a la sazón colombiano,

ES UN RICO!

Los calificados de “multimillonarios”, apenas son unos platudos que están contribuyendo a degradar nuestro hermoso, cálido y querido país en una vulgar platocracia menesterosa.[iv]

[i] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/colombia-una-platocracia-menesterosa    Abril 10 2021

[ii] “David Vélez, el multimillonario colombiano que pocos conocían”. El Tiempo/Economía/Abril 11 2021, Página 1.14

[iii] Blog de abril 10 2021.

[iv] Blog de abril 10 2021.

Comentarios