Bernardo Congote

Publicado el

¿Y dónde están los 10 millones?

¡Están protestando! “Porque estamos secuestrados por unos vándalos” (no por Teleduque). “Porque el paro subió los precios” (No Teleduque mandando matar civiles). “Porque el Comité suspendió las negociaciones”. (No Teleduque dilatando la negociación).

Votaron por Duque y este les resultó presentador de televisión. (Y ¡la culpa es de Petro!) Eligió a uno de los peores gabinetes ministeriales de la historia. (¡Y la culpa es de Maduro!). Manejó improvisadamente la pandemia desocupando los bolsillos de millones. (¡Y la culpa es de Fajardo!).

Mmmm. Iba a escribir “los vamos conociendo”. Pero es falso.

Ya sabíamos que los diez millones le tienen pereza a hacer política (¡que se las haga Uribe!); que les gusta vivir gozando privilegios (la “confianza inversionista” de Uribe o sea exenciones; rebajas tributarias; subsidios); que quieren la guerra para que se maten los pobres (soldados y campesinos).

Esos millones votaron NO a la pacificación (siempre y cuando su dinero siga en Miami o Islas Caimán sin pagar impuestos). Votaron NO a negociar con la guerrilla (siempre y cuando el servicio militar lo paguen los pobres).

Esos mismos millones vienen votando desde hace veinte años por la llegada de un “mesías” invisible.

Y el tal “mesías” resultó un auto declarado delincuente. El tal “mesías” resultó un frentero que nunca pone la cara (todos sus servidores están en la cárcel o ya salieron). El tal “mesías” anunció un país de leche y miel (acabó con las vacas y sus hijitos se chuparon la miel).

El tal “mesías” hablaba de un proyecto político de “corazón grande” ocultando que su alma era pequeña. Mezquina. Odiadora.

El tal “mesías” también hablaba de “mano firme”. Sí. Ella ha caído desangrando humildes; campesinos; indígenas; estudiantes.

Ordenando matar a los vecinos de Siloé; de Bello; de Buga; de Tuluá; de Popayán; de Barranquilla o de Bucaramanga.

¡Veinte años!

  • ¡De qué manera se han burlado de Colombia. ¡De su madre tierra!
  • No han sido capaces de crear un gran proyecto.
  • De construir un país mejor.
  • De sembrar un campo fecundo. 

¡Y ya tienen candidato para el 2022! (El mismo que quiso elegirse Presidente en 2018 regalando 100.000 casas que salieron de nuestros bolsillos).

El derrotado de 2018 es ahora el nuevo “mesías”. ¡Etche No Joda! ¡Mandan cájcara!

Comentarios