Bernardo Congote

Publicado el

¿Por qué crece el protestantismo y decae el catolicismo?

El protestantismo crece en Latinoamérica. Brasil es el país más grande de la región. Allí se aprecia claramente ese fenómeno, a la par que tiende a hundirse el catolicismo[i]. Colombia tampoco se escaparía de esta especie de tsunami religioso.

 

Entre 1960 y 2010 el catolicismo entre la población de Brasil pasó del 93% al 65%. (caída del 32%). En paralelo, la población protestante/evangélica creció desde el 0,4% al 22% (ascenso del 450%); y, por su parte, los agnósticos junto con las Otras religiones, crecieron al doble  desde el 0,1% al 0,2%.

 

Es más, los cálculos sugieren que este 2020, las dos religiones se cruzarán en sus caminos. O sea, que el próximo año podría ocurrir que, por primera vez en la historia conocida, los católicos brasileños representen un porcentaje menor que los protestantes evangélicos.

 

El análisis que hacen en Brasil, permite entender que el protestantismo evangélico se ha convertido en un canal del ascenso social de sus fieles. Todo porque esa religión tiene como meta que el creyente perciba que pertenecer a sus iglesias significa la garantía de beneficios laborales y, por esa ruta, del crecimiento de sus ingresos[ii].

 

En paralelo, el catolicismo sigue proponiéndose como un simple “embajador celestial” de sus fieles. Tal como ocurre en Colombia, los llamados “pastores” católicos pretenden (y todavía logran) mantener sus iglesias llenas de personas que les depositan limosnas para calmar su desesperanza miserable.

 

No gratuitamente, por tanto, algunos datos muestran que la población protestante colombiana pasó desde 9.000 hasta 60.000 miembros durante el lapso corrido entre 1930 y 1960[iii]. Analizando ambos datos, mientras en Brasil la población protestante habría crecido un 450% en 50 años, en Colombia habría crecido un 567% en tan sólo 30 años.

 

Podría afirmarse, sin temor a errar gravemente, que el gran pecado político del catolicismo consiste en alimentarse la miseria social. Sin razón por la cual sus políticas dirigidas a “proteger a los pobres”, se han desnudado perversas porque sólo apuntan a ¡protegerlos de que prosperen y se hagan ricos! En medio de lo cual, siendo la católica una iglesia ostentosamente rica, predica “contra los ricos”, excepto ella, exacerbando las peores pasiones sociales de sus creyentes: odio, venganza y violencia[iv].

 

No resultaría gratuito que uno de los entes más “importantes” de la iglesia católica colombiana sea su denominada “pastoral de paz”. La cual, existiendo durante décadas inundadas de violencia, la convertiría en un ente más entre las muchas organizaciones fracasadas del catolicismo entre nosotros. (La educación católica, por ejemplo).

 

¿Por qué se sostienen estas organizaciones fracasadas en Colombia? Porque contribuirían a que el Estado confesional católico colombiano, se fortalezca promoviendo, al tiempo, la guerra (inmenso y poderoso aparato de seguridad militar y oponiéndose al Proceso de Paz) y, engañosamente, la paz (utilizando a los “pastores de paz” y a las escuelas como idiotas útiles del engaño).

 

Contrariamente a lo que ocurre en Colombia, en Brasil las iglesias se estarían constituyendo en refugios que protegen a sus fieles de la violencia. En efecto: se unen a las iglesias protestantes “para sentirse más seguros o blindados contra el crimen… encontrando de alguna manera sentido de identidad y un régimen de conductas no violentas”[v].

 

A lo anterior, habría que añadir que, mientras el catolicismo predica la humildad y la sumisión de sus creyentes como patrón de conducta social, el protestantismo se caracteriza por elevar la auto estima de sus fieles. Por ello, el primero, se ha convertido en cómplice de un clima permanente de pobreza y violencia sociales. Mientras el segundo busca darles a sus miembros una nueva perspectiva sobre la vida y su futuro[vi].

 

Paradójicamente, el llamado “amazonismo católico” emprendido por Francisco precisamente en Brasil, sólo contribuiría a hundir al catolicismo fortaleciendo al protestantismo[vii]

 

Primero, porque vender al catolicismo como protector de los indígenas, no es sino una vergonzosa farsa histórica. Y, segundo, porque predicador del desprecio sobre el planeta, al que llama “Valle de Lágrimas”, Francisco se estaría haciendo cómplice de la depredación planetaria que hoy reúne en su contra a toda la humanidad liberal.

 

Estrategia que se desnudaría como otro tiro en el pie por parte de Francisco impulsado precisamente en Brasil, donde el catolicismo tiende a hundirse inexorablemente a manos del progresismo protestante.

 

Congótica. Para conservar católicos, Francisco trabaja en beneficio de los protestantes. ¡Eureka!

Congótica 2. La iglesia insiste en que puede ganar adeptos miserabilizando a sus creyentes. Arriesgaría quedarse sin el queso y sin el pan.

 

El autor es profesor universitario colombiano, miembro del Consejo Internacional de la Fundación Federalismo y Libertad de Argentina www.federalismoylibertad.org y autor del libro La Iglesia (agazapada) en la violencia política (www.amazon.com) y escribe el blog argentino: www.federalismoylibertad.org/agenda/artículos

 

[i] https://fundacaofhc.org.br/en/initiativesdebates-en/evangelicals-in-society-and-politics-the-impacts-of-their-growing-influence Consulta de oct 02 19

 

[ii] “Pentecostal churches are more competent in addressing the needs and desires of the poorest sections of the population: they adapt the religious call to their material and cultural reality, offer spiritual, emotional, therapeutic and welfare support to their congregation, form community support and sociability networks and, by establishing well-defined moral and behavioral standards, contribute to improving the quality and standard of life of church members and their families”.

https://fundacaofhc.org.br/en/initiativesdebates-en/evangelicals-in-society-and-politics-the-impacts-of-their-growing-influence Consulta de oct 02 19

 

[iii] https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-153/otras-iglesias-la-diversidad-protestante-en-colombia Consulta de diciembre 16 2019

 

[iv] Congote, B. (2011). La iglesia (agazapada) en la violencia política. www.amazon.com

 

[v] “… to feel safer or even to move away from crime, many people seek refuge in evangelical churches, where they find meaning and identity for their or even a kind of safe conduct…”

https://fundacaofhc.org.br/en/initiativesdebates-en/evangelicals-in-society-and-politics-the-impacts-of-their-growing-influence Consulta de oct 02 19

 

[vi] “… adherence to Pentecostalism results in improved income and quality of life for followers, the two speakers agreed that the conversion improves self-esteem and gives a new perspective on life and future”.

https://fundacaofhc.org.br/en/initiativesdebates-en/evangelicals-in-society-and-politics-the-impacts-of-their-growing-influence Consulta de oct 02 19

 

 

[vii] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/cielo-culpable-del-ecocidio

2 de diciembre 2019

Comentarios