Bernardo Congote

Publicado el

El Banrepública Castigaría a los Trabajadores

El Banco de la República, rompiendo tradiciones acaba de subir sus tasas de interés de referencia hacia el 4% anual. (Y prometería seguirlo haciendo).[i]

Se dice que ello está justificado como herramienta para disminuir la presión inflacionaria (que tiende al 7%).

Pero resulta que el incremento en las tasas de interés no tiene impactos de corto plazo y la inflación produciría daños es ahora.

La inflación deteriora los salarios de los trabajadores, de modo que al tiempo que se ha subido el salario mínimo un 10%, una inflación del 7% reduciría dicho aumento al 3% real.

De inmediato, por tanto, el Banrepública terminaría castigando el bienestar de los asalariados, mientras que pasarían semanas para que su nueva tasa de interés, eventualmente, lograra disminuir la inflación.

Eventualidad debida a que determinado porcentaje de la inflación actual, estaría explicado por los altos costos logísticos (transporte, portuarios, almacenamiento) combinados con presiones al alza en la demanda, problemas que NO se resolverían subiendo las tasas de interés.

Tal como lo proponía Krugman hace unos días, la inflación también se debe al“… temor por los vaivenes post-pandemia que habría elevado la demanda por bienes durables a cambio de servicios, sobre estresando el transporte disponible y, en algunos casos, la capacidad productiva de las empresas.[ii]

Ahora. La medida sí beneficiaría de inmediato a los más ricos tenedores de bonos y otros activos (como el dólar, probablemente). Pero, de paso, presionaría a la baja los precios de las acciones castigando ahorradores de clase media, entre otros.

Para peor, en el largo plazo la decisión tampoco beneficiaría a los trabajadores. Porque una tasa de interés mayor, induciría a las empresas a pagar mayores costos por sus deudas.

Lo que les significaría, por un lado, elevar los precios de sus productos (¡mayor inflación – menores ventas – menor producción!) y, por tanto, presionar a la baja la creación de empleos.

En síntesis, ciertas alegrías generadas por la decisión del BR deberían pasar al terreno de la sospecha.

En el corto plazo, porque beneficiarían a algunos inversionistas especuladores, castigando ahorradores de clase media y el aumento real del salario.

Y, a largo plazo, porque frenaría el crecimiento empresarial (todavía lento post-Covid) y castraría la posibilidad de crear nuevos empleos frenando la recuperación de empleos a niveles anteriores al Covid.

Guardadas las debidas proporciones (porque en Estados Unidos se observan algunos indicadores de pleno empleo, no en Colombia), el blog pretende interpretar para Colombia otra reflexión de Krugman según la cual:

“Si se trata de tener en cuenta los ingresos de la clase trabajadora, la FED debería ser cuidadosa sobre el alza en sus tasas de interés porque podrían lesionar al mercado laboral. El pleno empleo es saludable para la clase trabajadora y no querríamos ponerla en peligro buscando frenar las ganancias de los más ricos”.[iii]

Congótica. Se caería de su peso que si, comparado con Estados Unidos, Colombia no muestra niveles de pleno empleo, el castigo sobre el empleo derivado del alza en las tasas de interés tendría impactos graves.

Congótica 2. Lo que terminaría dándole la razón al Minhacienda (al César lo que es del César) cuando abogaba ante el Banrepública por no elevar las tasas porque la medida resultaría “desestimulante”.[iv]

[i] Clavijo, S. “Normalización monetaria”. Diario El Tiempo/Opinión, edición de febrero 6 2022., Pág. 1.19

[ii] https://www.nytimes.com/2022/01/21/opinion/inflation-us-economy-biden.html   Consulta de febrero 6 2021.

[iii] https://www.nytimes.com/2022/02/04/opinion/income-wealth-inequality-pandemic.html     Consulta de febrero 6 2022.

[iv] Clavijo, Cit.

Comentarios