Mercadeando

Publicado el Dagoberto Páramo Morales

Una tipología de tiendas de barrio

No obstante las grandes vicisitudes que han vivido las tiendas de barrio debido a los múltiples embates que han tenido que soportar desde diferentes orillas comerciales y políticas, ellas siguen siendo una de las más claras expresiones de la distribución tradicional colombiana que se resiste a morir. Como resultado de más de 25 años de estudios continuos tanto desde la perspectiva de sus consumidores, como de sus propietarios -tenderos- y sus proveedores, hemos detectado una tipología de tiendas cuya existencia puede constatarse a lo largo y ancho del país. De esta manera, hemos descubierto trece tipos de ellas, agrupadas en tres grandes categorías.

En la primera categoría, denominada “tiendas por apariencia física”, caracterizada por el énfasis dado por los investigados a los aspectos relacionados con el local, se agrupan tres tipos de ellas: “pequeña”, “ordenada”, “aseada”. La tienda pequeña es evocada como un reducido espacio donde el tendero exhibe de forma precisa la multiplicidad de productos que expende. La tienda ordenada, es visualizada como aquel sitio en el que cada cosa está en el lugar que le corresponde. La tienda aseada, es vista por el consumidor como un local donde prima la limpieza y el aseo, donde no se perciben malos olores, y todo está impecable.

En la segunda categoría, llamada “tiendas por familiaridad”, cuyo factor clave de agrupación es la cercanía social existente tenderos y consumidores, se localizan cinco tipos de ellas: “popular”, “familiar”, “placentera”, “servicial”, “sacadora de apuros”. La tienda popular es la que el consumidor encuentra por doquier. La tienda familiar, es vista como un lugar cercano al afecto de los consumidores que la visitan. La tienda placentera es donde el consumidor con su familia se divierte, pasa un rato agradable. La tienda servicial es aquel espacio en el que el tendero está siempre dispuesto a servir a su vecindario. La tienda sacadora de apuros es aquella a la que el consumidor acude para resolver todos los problemas que a diario vive.

En la tercera categoría, conocida como “tiendas por intermediación”, dado el acento puesto en los aspectos puramente comerciales de la tienda, se encuentran otros cinco tipos de tiendas: “surtida”, “todera”, “mercadera”, “miniaturizadora”, “básica”. En la tienda surtida se encuentra una gran variedad de productos. En la tienda todera, los consumidores encuentran de todo lo que de forma cotidiana demandan. La tienda mercadera es aquella en la que los consumidores hacen mercado con determinada prioridad ya sea diaria, semanal, e incluso quincenalmente. La tienda miniaturizadora es aquella en la que los consumidores reconocen encontrar todos los productos fraccionados a su más mínima presentación y a precios que se ajustan a sus reducidos presupuestos. La tienda básica es aquella en la que sus consumidores solo encuentran lo esencial para vivir, ningún producto de lujo.

La construcción de estas categorías se logró a partir de un riguroso estudio etnográfico a través de la observación, de entrevistas en profundidad, y de análisis de bases de datos; respetando siempre la rigurosidad propia de las investigaciones cualitativas. El análisis comparativo fue hecho apelando a la etnología y la interpretación de la información desde la antropología

En todos estos tipos de tiendas las relaciones del tendero con los consumidores son claves. En todas ellas se hace evidente su sello personal, su propia concepción de tejer vínculos sociales más que comerciales o laborales. Los tenderos no utilizan sus relaciones sociales para cubrir sus intenciones comerciales; por el contrario, las actividades desarrolladas en su condición de último eslabón de la cadena de distribución les sirven para insertarse en su comunidad, hacer parte de ella, vivir en ella y contribuir a su mejoramiento. La tienda es una autoextensión del tendero, de su historia, de su tradición y de su cultura; y por lo mismo, como institución social se autorreproduce.

Asimismo esta tipología refleja la relación del tendero con la colectividad a la que pertenece en su condición de vecino. Esta forma de ver las tiendas es una clara expresión de lo vivido históricamente en el país (Triana, 1989). Las tiendas muestran el trasfondo cultural que devela su carácter auténticamente social, y en tanto que tal son inseparables de su comunidad, de su vecindario; refuerzan su identidad.

 

 

Ya está disponible el nuevo video en mi canal de YouTube “Marketing y Sociedad”: “Libro: Marketing Estratégico”. En este programa inauguramos una nueva sección: «Libros». A petición de algunos suscriptores y amigos de nuestro canal, en esta edición presentamos uno de los libros de mayor profundidad del que se tenga conocimiento: «Marketing Estratégico», escrito por el profesor Jean-Jacques Lambin, profesor emérito de Louvain School of Management (antiguo Instituto de Administración y Gestión, IAG) de la Universidad Católica de Lovaina de Bélgica..

https://www.youtube.com/watch?v=7D33noQI9fc

https://dagobertoparamo.com

[email protected]

facebook.com/dagobertoparamo

Instagram: dagobertoparamo

Twitter: @dagobertoparamo

 

 

Comentarios