El Mal Economista

Publicado el El Mal Economista (EME)

Amo a mi Mamá

El Mal Economista (EME) les desea un feliz día a todas las madres.

Twitter: Mal Economista EME

Facebook: El Mal Economista (EME)

Recuerdo cuando estaba en preescolar y te hacía esos dibujos típicos que le hacen los niños a sus madres en su día. Mi talento para las artes era nulo, los recortes me quedaron torcidos y me salí de la línea al colorear un dibujo hecho con palitos y bolitas. Dos décadas después mi talento para las artes sigue siendo una ilusión, mi letra es la envidia de cualquier médico de una EPS y todavía no sé usar bien las tijeras. Aun así, espero que estas palabras te llenen tanto de alegría como lo hacían aquellos dibujos.

EME

Hoy soy un adulto, graduado de la universidad y con un trabajo, pero en tus ojos y tu corazón sigo siendo tu niño. Tal vez nunca deje de serlo, así me salgan canas y use un bastón. Es que todas tus expresiones, todo lo que has hecho ha estado tan lleno de amor, tan lleno de ese cariño que solo una madre puede sentir por sus hijos que resulta imposible no pensar que todo lo que soy te lo debo a ti, Mamá.

Todo lo que tiene que ver contigo me llena de paz. Cuando tenía 5 años y me caía jugando a la pelota tú estabas ahí para levantarme, sobarme mi pierna y secarme las lágrimas. Ahora sigues estando ahí para escuchar mis problemas, para darme esa palabra de aliento cuando no tengo más ánimo para seguir luchando en esta vida que no es tan bella siempre. Todavía te preocupas por si comí, por si me encuentro bien de salud, por si llevé una chaqueta para protegerme del frío.

Y nunca dejarás de hacerlo. Asumiste un trabajo vitalicio, la misión de vida de cuidarme y velar por mí hasta el último día de tu existencia. En este trabajo nunca te pagarán, porque no existe moneda o bien material que pueda recompensarte. Por el contrario, a veces no estoy de buen humor y hago o digo cosas que te duelen, pero aun así tu amor es tan grande que te olvidas de todo en un instante.

Por esto no deben darte un día al año en el cual no tengas que cocinar ni lavar platos. Deberían darte mejor el cielo (y se queda corto). Te mereces todo lo material de esta tierra y del universo entero. Te mereces toda la gratitud y el cariño del mundo porque gracias a tí soy lo que soy. Sé que nada te da más satisfacción que verme triunfar y alcanzar mis metas. Sé que darías tu vida (la has dado) por mi felicidad.

Por eso hoy quiero expresarte mi amor en estas palabras; que el mundo sepa que eres la mejor mamá del mundo y que Dios me dio la bendición de ser tu hijo.

Feliz día Mamá

Comentarios