El Mal Economista

Publicado el El Mal Economista (EME)

5 formas en las que Big Data enriquecerá el análisis económico

Por: Juan David Martínez Gordillo

Facebook: El Mal Economista 

Twitter: @maleconomista

Instagram: @maleconomista 

Los grandes volúmenes de datos son una realidad que toca la puerta de empresas, la academia e incluso el sector público con el fin de mejorar notablemente la eficiencia en el manejo y análisis de información. Los estudios económicos deben acoplarse a estas nuevas herramientas con el fin de explotar su prometedor potencial y generar un conocimiento profundo a partir de los datos.

big

Fuente: http://www.siliconweek.es/data-storage/tinamica-muestra-como-sacar-partido-al-big-data-84034

El término Big Data se refiere a conjuntos de datos jamás antes vistos en cuanto a tamaño. Un ejemplo, es la cantidad de información que se genera todos los días en plataformas como Twitter la cual contabiliza que en promedio se publican 500 millones de tweets al día. Esta información, se almacena día a día generando bases de datos gigantescas que crecen de forma exponencial.

Asípues, Big Data muestra una nueva generación de datos caracterizada por información disponible en tiempo real, datos a gran escala, medición y disponibilidad de variables novedosas y formas no estructuradas de información recolectada a gran velocidad. Todo lo anterior, ha provocado diferentes aproximaciones hacia los datos que difieren de los análisis clásicos en cuanto a escala y complejidad.

A partir de esto, las oportunidades que brinda Big Data vienen dadas por la capacidad de realizar un análisis predictivo por medio de modelos y algoritmos que van mucho más alláde los métodos estadísticos y econométricos tradicionales utilizados por la economía. Así, este nuevo enfoque cuantitativo puede aportar un nuevo nivel de análisis a los datos económicos desde el punto de vista académico y práctico para fortalecer y complementar las metodologías utilizadas en la actualidad.

A continuación se presentan 5 formas en las que Big Data enriqueceráel análisis económico:

1)    Datos Administrativos del gobierno

La gran mayoría de instituciones gubernamentales recolectan datos de forma constante concernientes con sus funciones y los territorios en los cuales tienen alcance, sin embargo, en muchos casos estos datos no son utilizados y exprimidos de forma adecuada debido a la falta de acceso externo. Lo anterior, evita el descubrimiento de patrones y comportamientos relevantes para los hacedores de política pública, lo cual es una oportunidad desaprovechada.

Generalmente, los datos administrativos recolectados por agencias gubernamentales tienen una estructura en la cual se sigue a varios individuos a través del tiempo lo cual facilita el análisis de tendencias y evolución de los impactos de las políticas públicas ejecutadas, haciendo que el debate sobre recursos fiscales y programas de desarrollo económico obtenga un fundamento cuantitativo.

2)   Mejoramiento de la eficiencia de operaciones y servicios del gobierno

Los servicios y operaciones de las agencias gubernamentales en muchos casos carecen de eficiencia y productividad haciendo que la interacción con los ciudadanos se vuelva lenta y traumática. En muchos casos, los servicios del gobierno llevan anotaciones y conteos de información relevante que puede ayudar a mejorar la focalización que se le da a la prestación de servicios. Un ejemplo puede ser el de los servicios públicos domiciliarios, puesto que, existe una gran ineficiencia en el uso y racionamiento que se le da a recursos vitales para los ciudadanos. Según datos del Departamento Nacional de Planeación, en Colombia el 43% del agua potable se desperdicia debido a carencia de infraestructura y desperdicio por cuenta de ciudadanos y empresas. Lo anterior, puede ser un problema que encuentre una solución utilizando Big Data, dado que mediante modelos predictivos se puede anticipar donde ocurrirán desperdicios deliberados de agua potable para ejercer un mayor control sobre empresas o zonas críticas en cuanto al consumo irresponsable del líquido.

3) Nuevas métricas de la actividad económica del sector privado

Medidas cómo un IPC en tiempo real o análisis de confianza del consumidor basados en redes sociales pueden ser implementados por agencias gubernamentales con el fin de proveer mayor información sobre la economía dentro de un país. Tomando datos de la web en tiempo real sobre el nivel de precios de diversos productos se puede generar un índice de precios que fluctúe de manera continua mostrando cambios en los precios mucho antes que los informes mensuales de inflación. De igual manera, se puede analizar el sentimiento del consumidor a partir de datos extraídos de redes y plataformas de recomendación con el fin de encontrar patrones que permitan aproximar la situación económica vista desde los consumidores utilizando técnicas de analítica de texto. Así, se pueden generar medidas e índices que otorguen información de las expectativas económicas de los agentes de la economía.

4)  Métodos de investigación novedosos en términos cuantitativos y analíticos

Los métodos estadísticos clásicos de modelación pueden ser complementados o incluso enfrentados con técnicas predictivas de Big Data con el fin de enriquecer la investigación económica desde la academia e incluso en instituciones públicas y privadas. Es claro que los métodos clásicos han dominado la investigación económica, sin embargo, muchas de las series económicas ya no tienen tamaños manejables y son gigantescas. Por ejemplo, los datos de los mercados bursátiles, los cuales tienen una gran frecuencia y por ende generan conjuntos cuantiosos de datos.

5)  Big Data y evaluación de impacto de políticas públicas

Una parte vital de la evaluación de impacto es el análisis cualitativo, el cual muestra la realidad sobre los efectos de las políticas públicas a través de los actores participantes. Asípues, técnicas de Big Data pueden ser utilizadas para complementar y mejorar la evaluación por medio de análisis de percepciones. Por ejemplo, UN Global Pulse, ejecuta una serie de proyectos que utilizan datos de las redes sociales para supervisar cuestiones sociales y ambientales. Para ilustrar, uno de los proyectos analiza las conversaciones de redes sociales para entender la percepción pública de la salud, lo cual proporciona una línea base de cómo el discurso público de saneamiento ha cambiado con el tiempo a fin de permitir el seguimiento de la eficacia de políticas públicas y formular mejores campañas y políticas de salud en el futuro.

En conclusión, los recursos disponibles gracias a Big Data son innumerables y constituyen herramientas fundamentales para fortalecer y complementar el análisis económico tanto en el sector público como privado con el fin de aumentar los grados de eficiencia en diversos sectores. También, es importante fomentar e incentivar políticas de datos abiertos para generar investigación y participación del público en general en temas de Big Data, al igual que regulaciones claras sobre el uso y manejo de datos de carácter público y privado.

Comentarios