Desde la Academia

Publicado el

Innovar en el posconflicto y generar trasformaciones más profundas

Juana García Duque

Cada día las empresas reciben una mayor presión para que cambien, para poner en la misma balanza las ganancias financieras con un impacto positivo con los diferentes Stakeholders (empleados, clientes, comunidades y con el medio ambiente). El contexto variable y con enormes retos, como la desigualdad y los efectos del cambio climático entre otros, y para el caso colombiano la transición hacia un posconflicto que genere oportunidades de crecimiento equitativo, evidencia que la responsabilidad social corporativa no puede seguir siendo una división dentro de la empresa y que las empresas deben asumir un compromiso mayor con la generación de transformaciones profundas en la sociedad.

En ese sentido, cada vez más un número creciente de líderes empresariales está incorporando objetivos tanto financieros como sociales en sus indicadores de desempeño organizacional. La gran pregunta está en cómo cambiar el ADN de una empresa que ha estado enfocada en maximizar beneficios económicos para darle valor social y ambiental positivos y qué hacer para lograrlo.

El contexto de la mayoría de los países emergentes se ha visto como riesgoso y las empresas deben buscar la forma de adaptarse y operar en el mismo. Pero hay estudios y evidencia que muestran que para muchas empresas el contexto vulnerable ha sido un generador de ideas, procesos y productos. Esta innovación alternativa a la tradicional enfocada en desarrollo tecnológico, debe verse como una oportunidad para las empresas que buscan soluciones que impacten positivamente a la sociedad.

Los impulsores de la innovación en los mercados emergentes son diversos y las especificidades del contexto dan forma al proceso de innovación. Las dinámicas sociopolíticas, económicas y ambientales en los mercados emergentes ofrecen oportunidades y desafíos que llevan a las organizaciones y empresas a innovar bajo circunstancias particulares. Como respuesta a estas condiciones de contexto, la innovación proviene de diferentes clases de organizaciones e instituciones para mejorar no solo la prosperidad económica sino también para mitigar los grandes desafíos sociales.

Estudios recientes han adoptado la perspectiva de la innovación en modelos de negocio, según la cual la innovación se proyecta además como un proceso estratégico de reinvención empresarial continua. En el caso empresarial colombiano el posconflicto debe verse como la posibilidad que tienen las empresas de innovar en procesos, en productos y en su modelo de negocio.

Son varias las empresas colombianas que están apostando por desarrollar nuevos modelos de negocio donde el valor económico no es el único objetivo de la gestión empresarial y el posconflicto les ha dado la oportunidad de impactar favorablemente desarrollando su actividad en zonas con baja presencia estatal y afectadas por el conflicto, generando una dinámica de desarrollo diferente.

Por ejemplo, Bancolombia que no se había especializado en el sector agrícola, decidió a través de la creación de un modelo de negocio innovador, mejorar las condiciones económicas de los pequeños agricultores en zonas rurales, encontrando una nueva estrategia de diversificación de riesgos que le permite llegar a este nicho históricamente desatendido y excluido. Esta transformación empresarial va más allá de las iniciativas tradicionales de responsabilidad social corporativa, proponiendo desde el mismo “core” del negocio una manera para poner al mismo nivel el impacto social, el ambiental y el económico.

En el caso de Crepes & Waffles reconocida por su impacto social, ésta decidió profundizar la interdependencia de la empresa con el país al rediseñar la cadena de suministro hacia un modelo regenerativo. Junto con la gerencia, los accionistas viajan por el país para identificar comunidades que han sido afectadas por el conflicto o donde los estilos de vida tradicionales son desafiados por los proyectos de desarrollo. En lugar de obligar a las comunidades a ajustar su capacidad de producción a las necesidades de la empresa, los compradores de Crepes & Waffles trabajan con el área de innovación para rediseñar el menú a fin de incluir los productos a medida que son producidos por las comunidades. Ofrecen precios estables a lo largo del tiempo para permitir a las comunidades reconstruir su capacidad económica y su capital social, y brindan apoyo técnico para mejorar la calidad, apoyando la agricultura orgánica y regenerativa, así como la conservación del ecosistema.

Estos son solo dos ejemplos de muchos que hay y que vendrán en donde el contexto ha sido el impulsor de innovación, demostrando que las compañías colombianas se han transformado a lo largo de los años durante el conflicto y posconflicto con resiliencia.

Comentarios