El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2018 – Día 14: Una etapa con dos carreras

imagen1Dos carreras en la misma etapa. Una por la victoria parcial y otra por la clasificación general. Así se vivió la jornada de hoy en las estribaciones del Macizo Central. Eran 188 kilómetros. Un recorrido largo, con ascensiones cortas, y con 3.300 metros de desnivel acumulado. La atención estaba puesta en el muro de 3 kilómetros que había al final, unos metros antes de la meta en el aeropuerto de Mende. Era el día para meterse en la fuga, así lo entendieron 32 aventureros. Y era un día para estar atentos al final, así lo asumieron los del grupo principal. Los de la fuga fueron por el premio al esfuerzo y los demás, por alguna diferencia corta frente a los siameses capos del Sky.

Después de un inicio rápido, con viento de costado y algunos abanicos que tomaron incómodos a Landa y a Bardet, el colectivo de 152 ciclistas se reagrupó al paso que puso el Sky. Los de la ballena en el dorso le dieron licencia a la fuga más numerosa y con la diferencia más larga que ha tenido esta edición del Tour. Se fueron 32. Había presencia de pedalistas de 15 de los 22 equipos.  Ninguno amenazaba los puestos de privilegio en la clasificación. Llegaron a tener 20 minutos de renta sobre el pelotón principal. Peter Sagan ganó el esprint intermedio. Julian Alaphillipe, Gorka Izagirre, Jasper Stuyven  y Omar Fraile se repartieron los premios de montaña.  Adelante, los de la fuga hicieron su propia carrera. Atrás, los del grupo principal esperaron el cierre de etapa.

España no ganaba una etapa del Tour desde el 2016. Estaban en sequía. Hoy terminó el ayuno. A la última ascensión llegó en punta el belga Stuyven. Se había atrevido en solitario 35 kilómetros atrás. Gastó mucho en el terreno plano previo y se le acabó el combustible en el muro final. Entró al ascenso de 3 kilómetros con 1’40» a su favor, y los fue perdiendo dramática y progresivamente. El español Omar Fraile esperó en el grupo que perseguía, calculó el momento de arrancar y se lanzó por él. Lo sobrepasó en los últimos metros. En la meta mostró la marca del Astana y besó su muñeca para ofrecer la victoria. Lo escoltaron sus compañeros de la carrera de adelante, entre ellos el joven colombiano Daniel Martínez.

Los favoritos al título llegaron 19 minutos después haciendo la otra carrera. Era un ascenso corto. Cortas fueron las diferencias.  Primoz Roglic le arañó 8 segundos a los tres del podio. Entraron juntos Tom Doumolin y los siameses del Sky, Thomas y Froome. El keniata británico es la sombra del galés. No se separan. Después llegó Nairo Quintana. El mejor del Movistar cedió 10 segundos ante el eslovaco Roglic, y entró 4 por delante de Kruijswijk, Bernal y Bardet. 19 segundos después entró Landa. Lo dicho, diferencias cortas, pero significativas.

Doumulin es la amenaza directa de la pareja inseparable del Sky. Roglic quiere entrar en esa conversación. Todavía falta la temida tercera semana, que llegará después del lunes de descanso. Antes del tríptico Pirineico está la etapa de mañana entre Millau y Carcassonne. Una jornada con tres puertos espaciados en 181 kilómetros. El último de ellos está a 40 kilómetros de la meta. Todo apunta a otra etapa con dos carreras, aunque alguno de los favoritos podría enloquecer.

Comentarios