El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro 2020 – Día 19: Cerny ganó la etapa más larga, que fue la más corta

La etapa en línea más larga del Giro de Italia fue la más corta. El trazado original tenía 258 kilómetros planos. Se corrieron 123. Antes de la salida en Morbegno, hubo plantón. La lluvia y el frío fueron el pretexto. La larga distancia por recorrer después del esfuerzo en el Stelvio fue el motivo. La salud de los deportistas, la justificación. Los ciclistas le protestaron a la organización de la carrera por lo largo del recorrido, la presionaron.  Se bajaron de sus bicicletas en el octavo kilómetro del recorrido neutralizado por las calles de la llamada  “puerta de entrada a Valtellina”, se montaron en los autobuses de sus equipos y se fueron hasta Abbiategrasso, una ciudad cercana a Milán. Allí arrancó la etapa, una hora y media después de lo planeado.

El veterano australiano de 39 años de edad Adam Hansen tomó la vocería como miembro de la Asociación de Ciclistas Profesionales y discutió el tema con la cúpula de la organización. La insurrección terminó con un director de carrera descompuesto y amenazante y con la imposición de lo que plantearon los deportistas. La etapa quedó con un recorrido de 123 kilómetros, cumplió con los dos esprints que tenía planeados y conservó su meta en Asti, una ciudad rica en historia, opulenta en la edad media y conocida el mundo por vino espumoso que lleva su nombre. Fue un día extraño, en medio de una carrera que no tiene el título resuelto a solo dos días de terminar.

Como todos los días del Giro, la fuga se armó de entrada. En esta ocasión fueron 14 aventureros. El Bora Hansgrohe con su equipo completo asumió el trabajo de perseguir y controlar, pero no recibió ayuda. Trabajó 75 kilómetros y se cansó.  El equipo de Peter Sagan se retiró de la cabeza del grupo a falta de 48 kilómetros. Justo ahí, la etapa quedó resumida en la forma como el grupo de la fuga resolvió la victoria de etapa. El grupo principal terminó a ritmo de marcha el recorrido y entró a la meta a más de 10 minutos del ganador. Al final, hubo opiniones divididas frente a lo ocurrido, incluso entre los mismos ciclistas.

Con todo lo ocurrido, al Giro lo estaba cogiendo la noche. La entrada a Asti fue en medio de la lluvia y con las opacas luces del atardecer. En las calles de esta ciudad  llena de iglesias barrocas apareció en solitario el checo Josef Cerny, para  conseguir entre lágrimas la primera victoria parcial de su equipo en este Giro. 18 segundos después entró Victor Campenaers, y después, uno a uno, los demás integrantes de la fuga. El grupo entró en  completa calma 11 minutos después, sin novedades en la clasificación general y pensando en las dos jornadas que falta. Ya no habrá más protestas, solo un día de montaña y una contrarreloj.

La penúltima etapa se corre mañana. Es día de montaña. Como la de hoy, tendrá un recorrido diferente al itinerario original. El cambio no se hizo por protestas, sino porque el recorrido entraba a territorio francés y no fue autorizado por las medidas tomadas en ese país por el rebrote de Covid 19. Serán 190 kilómetros entre Alba y Sestriere, un puerto de montaña  a 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar que subirán tres veces. No habrá tiempo para protestar.

Comentarios