Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

La niña del espejo

ninaespejo

Por: María Isabel Cardona Figueroa

Aquí cómo en ningún otro lugar puedo ser yo de muchas maneras.  No sé si son las estaciones, sus cambios, la soledad.

Hay días en que me veo al espejo y veo aquella mujer que a través de risas y cantos vivió la vida al máximo, cuando la alegría era conocer a otros y sus mundos, bailar al ritmo de la salsa y dejarse llevar por otros cuerpos.

A veces soy aquella niña soñadora, la que quiere un mundo mejor, la que lo cree todo posible sin importar las barreras que encuentre.

Otro día veo la que sufre, la que no puede hacer nada cuando el frío llega  hasta su alma y la paraliza, la que se queda congelada en un presente lleno de soledad, desesperanza y tristeza.

Justo al otro día aparece ella, la guerrera, la que se seca las lágrimas, se sumerge en su interior para sentir a sus otras «yo», reconocerlas, aprender de ellas, calentarse de nuevo y conseguir ese impulso que necesita para continuar, con todas ellas, siendo una.

La que todo lo supera, la que da sin medida a los demás, la que sueña y da pasos de gigante con fuerza y perseverancia para conseguir lo que quiere. La que me recuerda a las más guerreras, mis mujeres; mi bisabuela, mi abuela, mi madre, mi hermana y todas las que conozco, que han aparecido en algún momento en mi vida.  Las que han luchado por vivir, como quieren, con dignidad y amor propio, con valores inquebrantables y la alegría de sentirse ellas, de sentirse mujeres.

A veces veo la niña del espejo, la soñadora, la guerrera, la que todo lo supera…

Más de Lloronas de Abril en

https://www.facebook.com/lloronasdeabril/

Comentarios