Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Inescindible

Pensó en acercarse un poco más.

Explorarse en el borde que le han prohibido; mirarse en el abismo del cual le hablaron temerariamente; fragmentarse temporalmente por experiencia, por novedad, por gritar rebeldía.

Jamás había atravesado la dualidad. La reconocieron siempre como la energía pura que no se desvía del norte, como la voz que no se sale del camino, la que tiene la palabra correcta y el consejo oportuno.

Le temen. Le temen a la belleza interna, arma sembrada de vicio. A esa confianza inquebrantable, a la sobrecogedora forma de mirar que solo puede entregar un mensaje.

Y el reto consistió en darse luz para recorrer un pedazo de las tinieblas. Retarlo, sin contaminarse. Bordear un cuello masculino y un pie pegado al espacio cuadrado que caminaron.

Supo al fin qué era vivir con su feminidad, sin culpa; asumir que puede desbordarse si lo requiere. Que todo cambia en el papel, aunque surjan secretos, y que al final del día, delante de la gente son los mismos.

Más de Lloronas de Abril en https://www.facebook.com/lloronasdeabril

Imagen Imagen de Alejandro Tuzzi en Pixabay

Comentarios