Liarte: diálogo sobre arte

Publicado el Lilian Contreras Fajardo

Emma Reyes y el honor de escribir y difundir esta serie de televisión

Si hay algo que me gusta de trabajar en RTVC es la posibilidad de apoyar en la difusión de proyectos que aportan a la cultura. Documentales, animaciones e infantiles son los temas de los que más he escrito, pero también de algunas series como Emma Reyes.

No sabía quién era ella hasta el año pasado, cuando me tocó escribir que “Emma Reyes, la huella de la infancia” se llevó el India Catalina a mejor telenovela. Para escribir el boletín de los ganadores me tocó saber de qué se trata la serie y desde entonces el tema ha estado presente.

En el último año supe que parte de su obra se puede ver en el Banco de la República, que la biblioteca Luis Ángel Arango tiene parte de su correspondencia o que su obra está al alza en las casas de subastas.

Para escribir el boletín de prensa sobre la segunda temporada de “Emma Reyes” aprendí otro montón de cosas. Por ejemplo, que este proyecto audiovisual nació desde hace varios, cuando los productores de Quinto Color conocieron que existía la artista. Desde entonces recurrieron a la documentalista Ana Salas para realizar la investigación y al guionista Alberto Quiroga para que ficcionara la historia.

De Emma Reyes no hay una versión única sobre ningún aspecto de su vida. Hace unas semanas el programa de Radio Análisis Unal dedicó un programa a la artista y cada invitado habló sobre lo que sabía de ella y, en resumidas cuentas, la historia general es la misma, aunque no los detalles.

Por eso, la segunda temporada de la serie (que se puede ver en Señal Colombia y RTVCPlay) parte de las investigaciones y cuenta una historia de ficción que permite darse una idea de cómo fue la vida de Emma Reyes.

 

Para mí es un honor aportar en la difusión de este proyecto de la televisión pública. Fue un reto bonito escribir el boletín, dar a conocer de dónde parte la historia y que pate del equipo de producción es el mismo que, a lo largo de varias décadas, ha realizado diversas series de ficción y época en Colombia.

A pesar de que las relaciones públicas no son mi fuerte, también fue satisfactorio trabajar en el evento de estreno. Pensar a qué periodistas les puede interesar el tema, invitarlos y hablarles del proyecto fue un reto exitoso.

Emma Reyes es un conjunto de eventos afortunados porque me permite escribir, trabajar en la difusión cultural y unir mi trabajo de RTVC con @LiarteconArte. Al estreno invité a las consultoras de arte Ángela Espitia y Laura Moreno de Plart.co y fue maravilloso ver cómo estas mujeres gozaron con el primer capítulo. Hablamos también sobre la importancia de este tipo de narrativas que muestran otras voces, que presentan protagonistas que normalmente no están en los medios de comunicación.

El trabajo siempre debe ser así de chévere y mi apuesta de vida actualmente es lograrlo en la mayoría de las cosas que hago porque con Emma Reyes me gocé todos los procesos y no lo sentí como un ‘trabajo’, sino como una clase de historia en la que muchos ‘profesores’ me transmitieron su conocimiento. ¡Una maravilla y un honor!

P.D.

Continuando con mi relato, después de publicar este blog leí el artículo que Camila Osorio de El País América Colombia escribió sobre Emma Reyes. Ella no quería hacer un texto solo de la serie, sino del fenómeno de la artista y me alegra haberla contactado con personas que han investigado al respecto (Ana Salas, Alberto Quiroga, Laura Junco) porque, en mi calidad de periodista, sé que si alguien lee este texto puede llegar a la serie. Se los recomiendo: https://elpais.com/america-colombia/2023-08-21/la-segunda-vida-de-un-melodrama-llamado-emma-reyes.html

Imágenes: © Sandro Sánchez

[email protected] / @LiarteconArte

Comentarios