En contra

Publicado el Daniel Ferreira

Paro agropecuario y periodismo para zombis

Hoy vi leche derrama. Gente herida. Animales muertos.

Por supuesto, es mejor seguir haciendo periodismo para zombis y ocultar lo que le afecta a la mayoría (el mercado, la sanidad, la educación, los impuestos, la tierra, los recursos naturales) de los habitantes de este extraño territorio, Colombia, con forma de carne frita, que se rige bajo ley extranjera; periodismo digestivo, sin establecer jerarquías de la información: alineando o intercalando en los lugares destacados del medio anuncios de mujeres en tanga que se destacan por haber triunfado con la última película porno o por manejar mientras estaban drogadas o por pertenecer a uno de los estereotipos de la mitología capitalista; es mejor reproducir notas de agencia, que Lady Gaga va desnuda, que tal otra mostró las tetas como si el acto más revolucionario de una mujer sea quitarse la ropa; es mejor seguir difundiendo los partes de orden público que dan los coroneles, y generales y brigadieres y ministros, y seguir eludiendo lo que empieza a ser evidente si vas más allá del primer peaje de ingreso a Bogotá donde hay seis mil litros de leche derramada y cien toneladas de carne humana asfixiada por los gases antidisturbios: que el campesino está arruinado, que la leche se tira a baldes a la carretera, que el café se cae en las ramas, que tener semillas propias de arroz es un delito punible; es mejor y deseable seguir las directrices del preboste en jefe que recibe salario y órdenes de un consorcio económico amasado con la ruina de los demás; es preferible, menos riesgoso, repetir la nota viralizada en internet, la nota de agencia “que la gente quiere ver”, pero que ve justamente porque está direccionada en el mapa del sitio, en la parte superior de la página de inicio, donde se paga más caro por el banner publicitario (y la publicidad corporativa y política pagada), ya que es la zona liminar a la que accede todo el público cautivo que quiere saber a diario qué mentira pasajera le fabricaron como agenda y nota de suma urgencia; es mejor dejar los temas gruesos sin títulos destacados, las notas de fondo que pueden causar escozor o pánico colectivo o escándalo o reacción verbal o acción social, una nota disimuladita entre dos banners saltarines con publicidad sexual; porque, en fin, ¿a quién le va a importar que los lectores se quejen de la información pueril si es justamente lo más pueril, lo más denigrante, lo más vacío de la especie humana, lo que más se lee según las estadísticas de visitantes que hace un radar electrónico? ¿No será que elegimos  lo execrable porque es lo que más se exhibe en tu medio, señor periodista?

Investigación, análisis, causas, exigencias, consecuencias y cubrimiento de la prensa nacional sobre el Paro nacional agropecuario:

la foto (6)

la foto (8)

la foto (5)

Portadas de los sitios web de los periódicos de circulación nacional el 22 de agosto de 2013

Silencio cómplice.

Comentarios