El Peatón

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Tres cuentistas colombianas para sumar a la biblioteca

Una muestra de escritoras entrañables

La escritora colombiana Marvel Moreno.

Hace unos días pedí en mi cuenta de Twitter que me recomendaran cuentistas latinoamericanas. Tenía dos intenciones: la primera, muy personal, la de lector que quiere ampliar su biblioteca, sumarle libros que se alejen de lo canónico, sobre todo cuando lo que el comercio llama canon está lleno de los mismos nombres de autores como Borges, Cortázar, García Márquez, Rulfo… Y la segunda se trataba de construir una entrada en este blog donde extendiera esas recomendaciones.

Para mi sorpresa, me recomendaron más de cincuenta nombres de cuentistas entre clásicas y contemporáneas de todo Latinoamérica. Ya conocía a las tremendas Clarice Lispector, Silvina Ocampo, Samanta Schweblin, Silvana Aiudi y Liliana Pedroza (las tres últimas gracias a sus colaboraciones en Literariedad) y tenía en el radar a Mariana Enríquez por la asidua y generosa recomendación de los muchachos de la librería Hojas de Parra,  quienes nunca se equivocan remomendando libros, pero la puerta que se abrió ante mis ojos hacia tan rica vastedad me alegró en infinito, porque ahora tengo la oportunidad de ampliar más mi biblioteca, y porque decidí publicar no sólo una sino varias entradas sobre las autoras de cuento que vaya leyendo, con comentarios a un libro puntual por cada autora. Permítanme, por favor, una licencia, y es la de empezar por mi país.

Bertha Ramos

Palabras pesadas, de Bertha Ramos, Editorial Mackandal.

La escritora barranquillera Bertha Ramos le apuesta al cuento breve. Su libro, Palabras pesadas, publicado recientemente por Mackandal Ediciones es una muestra de su maestría en este difícil género. Según la crítica literaria Andrea Juliana Enciso Mancilla, las dos partes que lo conforman «hacen gala de ser una colección de viñetas sobre dos de esos temores fundacionales que definen las sociedades caribeñas de corte patriarcal: la voz de la mujer parlante que va contando sin reparo lo que todo el mundo sabe y nadie se atreve a decir en voz alta y la desmitificación de la soledad como el mayor miedo de sociedades altamente codependientes a nivel emocional como la caribeña» (leer su nota completa).

Juliana Restrepo

La corriente, Juliana Restrepo (Angosta, 2016).

Juliana Restrepo nació en Medellín,  es magíster y doctora en física pero de eso no tratan sus cuentos, sino de la manera en que ha sobrevivido a la academia. Su primer libro de cuentos, La corrriente, hizo parte de la inauguración de la bella editorial colombiana Angosta y cada día gana más lecturas en el país.  Así define a su propio libro la autora «hay mucho de mí en el libro. De los conflictos más cotidianos y de cómo estos nos afectan como sujetos. Los narradores de los cuentos de La corriente tienen varias edades y por eso ven el mundo de diferentes maneras. Tampoco es que haya tratado de ser autobiográfica: me gusta más imaginar los momentos y darles un rumbo propio»  (entrevista completa).

Marvel Moreno

Marvel Moreno (Barranquilla, 1939 – París, 1995) es una autora clásica colombiana, si se quiere, cuya obra está saliendo cada día más del injusto eclipse en que la tenía parte del círculo de hombres del famoso Grupo de Barranquilla. Esto piensa de la publicación de los Cuentos completos de Moreno por parte de Alfaguara, y de la novela En diciembre llegaban las brisas, Pablo Montoya: «no solo ha sido para el beneficio de la literatura en general, sino para aquella que hoy escriben las mujeres. Porque el paso dado por Moreno significa uno de esos dados hacia la necesaria liberación que exige todo proceso de creación artística» (2018).

Sigue a @amguiral en Twitter.
Suscríbete al canal en Telegram de este blog: t.me/elpeaton

Comentarios